Loading

12+1 cosas que hacer si visitas la ciudad rosa: Toulouse


Al sur de Francia, y ubicada en el departamento Alto Garona, en la región de Languedoc, se encuentra la ciudad de Toulouse también denominada ciudad rosa por el color de sus edificios, construidos en su mayoría de ladrillo caravista.

Además del Garona, río que atraviesa la ciudad, los canales de Toulouse forman una de las obras de ingeniería fluvial más importantes del S.XVIII. El más importante de ellos, el Canal du Midi, fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Es considerada la capital europea de la aeronáutica y de la industria aeroespacial, siendo en Toulouse donde se encuentra situada la sede de la compañía Airbus, concretamente en Blagnac.

Pero para que conozcas mejor esta ciudad universitaria, que atrae a un gran número de estudiantes de todo el mundo y disfrutes de ella como se merece, aquí van una serie de actividades que podrás realizar si decides visitarla:

 

1.       La Basílica de San Sernín y su mercado.

Esta Basílica es probablemente el monumento más importante de la ciudad, construida en memoria del primer obispo de Toulouse, Saint Sernín (San Saturnino), martirizado en el año 250 atando su cuerpo a un toro que lo arrastró hasta su muerte y cuyo cuerpo descansa en este edificio.

 

Saint-Sernin1

 

Forma parte del camino de Santiago, dentro de la Ruta Tolosana, una de las cuatro que existen en su paso por Francia.

Cada domingo por la mañana puedes disfrutar de un mercado muy especial en los alrededores de la Basílica, con artículos vintage de todo tipo. Puede que encuentres el souvenir que estabas buscando! 😉

 

2.       Plaza del Capitolio

Punto de reunión y de celebraciones, alberga el edificio que da nombre a esta plaza, el Capitolio, actual ayuntamiento de Toulouse. Puedes visitar gratuitamente varias salas del edificio, como el Patio de Henri IV o la Sala de los ilustres, de Lunes a Viernes de 9:00 a 19:00 y Sábados y Domingos de 10:00 a 19:00.

Dentro del mismo edificio se encuentra también el Teatro del Capitolio, uno de los escenarios más importantes a nivel nacional e internacional.

 

3.       Catedral de Saint Etienne

Esta enorme catedral, contiene una mezcla de estilos debido a sus cinco siglos de construcción, por lo que se lo otorga un especial valor arquitectónico. Destacan también sus vidrieras originales del S.XIV y su órgano elevado a 17 metros.

Los horarios de visita son de 8:30 a 19:15 del 1 de Abril al 30 Septiembre y de 9:00 a 17:45 el resto del año.

 

4.       Recorre la ciudad en bicicleta

La mejor manera de conocer estas tres localizaciones, y el resto de la ciudad, es montado en una bicicleta, a tu ritmo, y en Toulouse lo tienes muy fácil. Existen muchos lugares donde conseguir una bici, simplemente busca una estación de Vélô Toulouse que encontrarás repartidas por cualquier rincón de la ciudad y alquila una.

 

Bicicleta-Toulouse1

 

Pero si prefieres un paseo por las afueras de la ciudad, existe una ruta por el canal lateral del Garona, que va desde Toulouse hasta Burdeos, donde podrás recorrer una pequeña parte del trayecto a través de un paisaje rodeado de naturaleza.

Los precios de alquiler van desde 1,20€ por 24 horas hasta 5€ por 7 días, y siempre con la primera media hora gratuita, además de bonos anuales o mensuales. El pago se realiza con tarjeta y te cobrarán una fianza que te devolverán al entregar la bici. Puede que la devolución tarde unos días, así que no te preocupes.

 

Catedral1

 

5.       La ciudad del espacio

¿Te gustaría sentirte como un auténtico astronauta?. Este parque temático está inspirado en el espacio y enfocado casi exclusivamente a niños, muy didáctico y entretenido. Así que si quieres una excursión en familia, esta puede ser una de las más interesantes para todos.

Podrás disfrutar del planetario, ver auténticas naves espaciales e incluso sentarte a bordo de alguna de ellas.

Puedes visitarlo en verano de 9:30 a 19:00 o en temporada de invierno de 9:30 a 17:00 y los precios oscilan entre los 20 y 23€ para adultos dependiendo de la temporada de año o entre 15 y 16,50€ para los niños.

 

6.       Carcassonne

Una de las excursiones que no puedes dejar de realizar si estas en Toulouse es la ciudadela amurallada de Carcassonne a 80 kilómetros de la ciudad rosa. La Cité, como es popularmente conocida es la ciudad amurallada más grande de Europa y fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1997.

 

Cascassonne-Puerta-Narbona1

 

Adéntrate en la parte antigua a través de la puerta de Narbona, su entrada principal y recorre las calles medievales rodeadas de una muralla doble de 3 kilómetros de longitud, que alberga también edificaciones como el Castillo de Cascasona o la Basílica de Saint-Nazaire.

 

Muralla-Carcassonne1

 

Los alrededores del castillo están llenos de tiendas de souvenirs, artesanías, y restaurantes donde probar unos dulces buenísimos y el plato típico de la región, el cassoulet.

 

La-cite1

 

La entrada al castillo cuesta 8,50€ y puedes recorrerlo libremente el tiempo que necesites. Y si quieres enterarte de todos sus secretos, puedes alquilar una audioguía por 4,50€ cuya duración es de 1:30h.

Los horarios son de 10:00 a 18:30 del 1 de abril al 30 de Septiembre, y de 9:30 a 17:00 el resto del año, y cuenta además con un parking cerca de la entrada a la ciudad.

 

Chocolates-Carcassonne1

 

7.       Un paseo por la orilla del Garona

En las tardes soleadas, las orillas de río y los canales se llena de paseantes, y de gente merendando o simplemente tumbada bajo el sol con el Ponte Neuf de fondo. Curiosamente este puente, nada tiene de nuevo ya que es el más antiguo de la ciudad y fue construido para unir ambas márgenes del río.

 

Orillas-Garona1

 

Aquí puedes relajarte después de una larga caminata por toda la ciudad, desde luego, la mejor manera de terminar el día.

 

8.       Visita los pueblos de Cordes sur Ciel y Albi

Ambos pueblos están separados 25 kilómetros entre sí, así que se puede aprovechar para visitarlos el mismo día. Desde Toulouse a cualquiera de los dos hay una distancia de aproximadamente 80 Km hacía el este.

Cordes sur Ciel es uno de los tesoros del Midi-Pyrénées, con una de las villas amuralladas más antiguas de la región. Esta villa está construida sobre una colina rodeada de murallas para defenderse de los enemigos.

 

Cordes-sur-ciel1

 

Sus estrechas y empinadas cuestas para ascender a la parte alta están salpicadas de pequeñas tiendas de artesanía y artículos tradicionales, y una vez arriba, puedes descansar y relajarte admirando las increíbles vistas del valle del rio Cérou.

Otra ciudad con un encanto especial es Albi, fundada por el imperio romano, mantiene intacto su casco antiguo con sus estrechas calles y edificios medievales. El río Tarn, que transcurre junto a la ciudad, fue la base de la arquitectura local, ya que sus arcillas fueron el principal material para elaborar el ladrillo rojo tan característico en sus construcciones. De este material también se realizó la construcción de la Catedral de Santa Cecilia, en cuyo interior destaca su órgano del S.XVIII.

 

Albi1

 

También es de destacar el Palacio de la Berbie, cuyo interior alberga el museo del pintor Toulouse-Lautrec y para terminar la visita, el puente viejo, probablemente el puente más antiguo de Francia, construido en el año 1040 y aún en uso.

 

9.       Navega por los canales

Tal y como te he dicho al comienzo del post, Toulouse cuenta con una importante obra de ingeniería fluvial, sus 3 canales: Canal du Midi, canal de Brienne y el canal de Garona

El río Garona comunica Toulouse con Burdeos al Oeste, así que el Canal du Midi lo que pretendía era dar salida al mediterráneo y de esta manera comunicarlo con el Océano Atlántico para evitar rodear la península ibérica. El canal es navegable, y podrás encontrar alquileres de embarcaciones aunque no son baratas. Si te quieres dar un capricho, la mejor opción es alquilar una entre varias personas para disfrutar de un día navegando por el canal. Aunque otra posibilidad es hacer paddle surf, más económico y divertido.

El canal de Brienne fue construido para unir el río Garona con el canal du Midi y sus solamente 1,6 kilometros, invitan a muchos tolosanos y turistas a pasear por la orilla o a andar en bicicleta. Finalmente el canal de Garona, que transcurre junto al río hasta desembocar en el mismo cerca de Burdeos,  se construyó para facilitar la circulación del cauce del Garona. Ambos canales son también navegables, y ofrecen unos paisajes inmejorables de la naturaleza que rodea a Toulouse.

 

10.   Museo Aeroscopia y fábrica de Airbus

Situado en la localidad de Blagnac, junto a Toulouse, se encuentra la fábrica de Airbusy el museo Aeroscopia. Aunque no seas un amante de los aviones, no puedes perderte este museo, que contiene una gran cantidad de estas máquinas voladoras, desde el primer Concorde al enorme Súper Guppy, pasando por algún que otro avión comercial, que podrás visitar por dentro y varios aviones militares.

Super-Guppy1

 

Concorde1

 

También puedes visitar la fábrica de Airbus y la cadena de montaje del A380, el avión de pasajeros más grande del mundo.

El horario para visitar Aeroscopia es de 9:30 a 18:00 durante todo el año, mientras que la fábrica, al ser una visita guiada debes reservar previamente, salvo los domingos y festivos. La entrada para los niños hasta 6 años es gratuita en ambas visitas, mientras que para adultos cuesta 11,50€ el ticket para Aeroscopia y 23€ la entrada combinada a los dos espacios.

 

Museo-Airbus1

 

11.   Relájate paseando por el Jardín de las plantas

Este jardín botánico situado en pleno centro, fue el primero que se creó en la ciudad. Un lugar de esparcimiento y relajación que cuenta con un museo de historia natural ubicado en un antiguo edificio. Una visita indispensable donde respirar aire puro y relajarte en sus jardines, que alberga un sinfín de especies de plantas, así como varias especies de aves.

 

12.   Sumérgete en la fiesta tolosana

Desde bares de picoteo hasta pubs y discotecas, Toulouse cuenta con una animada vida nocturna, como cualquier ciudad universitaria.

Puedes empezar por unas tapas en L´envol Côté Plage, un moderno bar de tapas en plena “playa” junto al aeródromo de Toulouse.

 

Blagnac1

 

Para seguir calentando motores, tómate unas buenas cervezas en Chez Tonton, cerca de la plaza Saint Pierre, un bar que allá por los años 70 se convirtió en lugar de reunión de estudiantes y jugadores de rugby, quienes comenzaron con la moda de los metros de Pastis (17 vasos de pastis alineados formando un metro). Unos años más tarde, han cambiado los metros de Pastis (anís típico de Marsella) por los de cerveza.

Y para acabar, el Cosmopolitain, un restaurante de moda en la ciudad, se convierte por la noche en una discoteca con música moderna y en ocasiones grupos en directo. Se ubica al lado del Jardín Pierre Goudouli.

 

13.   Prueba la mejor Fondue de Toulouse

No es que haya probado muchas fondues, pero desde luego la que probamos en Le grenier de Pépé fue todo un espectáculo, y con una buena relación calidad precio. Los crepes y la raclette son otras de las especialidades de este restaurante. No es un sitio muy grande así que deberás reservar antes de ir porque suele llenarse bastante rápido, por algo será!.

 

En definitiva, Toulouse es un destino más que apetecible para pasar tanto un fin de semana, como unas vacaciones, gracias a la cantidad de lugares que visitar en la ciudad o alrededores y a las actividades al aire libre.

Pero sin duda, la suerte de tener allí a unos amigos como Noemí y Sylvain, que ejercen siempre de perfectos anfitriones hace que disfrutar de esta ciudad se convierta en una experiencia todavía más especial. ¡Muchas gracias!.

Deja tu comentario