Loading

Diario 2 – Chiang Mai: Una muralla y un “Café”


Chiang Mai, capital de la provincia con mismo nombre, se sitúa al norte de Tailandia a unos 700 kilómetros de Bangkok. Con un casco antiguo rodeado de un foso y una muralla construida para repeler las incursiones Birmanas, cuenta con un rico patrimonio cultural y multitud de actividades para los viajeros. Museos locales, contacto con animales o parques naturales son algunas de las opciones que podréis encontrar en esta ciudad.

 

Día 3

 

Desde nuestro hostel en Bangkok, una furgoneta nos llevó hasta el segundo aeropuerto más importante de la ciudad, Don Muang, a 25 km. al norte. Desde este aeropuerto salen muchos de los vuelos domésticos en Tailandia, y en nuestro caso volamos con la compañía Thai Lion Air por unos 19€ cada uno. Los vuelos internos por Tailandia suelen ser muy económicos. Allí mismo aprovechamos para contratar varias excursiones, una en Chiang Mai, que incluía una excursión al Triángulo de oro, visitando el Templo Blanco y la tribu Karen de las mujeres jirafa, y otra para Krabi, visitando varias islas, pero para esto aún quedan unos días. Lo cierto es que es mejor contratar este tipo de excursiones en la ciudad ya que son más baratas, pero quisimos dejar cerrado algo para los próximos días.

 

A la llegada al aeropuerto internacional de Chiang Mai, nos esperaba un coche que estaba incluido en el precio de las excursiones que contratamos en Don Muang para llevarnos hasta nuestro hotel, el Finlays Cottage (Todos los precios en el post Itinerario y Presupuesto Tailandia 20 días), situado en la parte exterior de la muralla y muy cerca del Night Bazar. Una habitación privada en una cabañita bastante amplia, con baño compartido en el exterior, muy acogedor y limpio. La dueña, muy atenta y simpática nos preparaba el desayuno por las mañanas, café, tostadas y zumo.

El aeropuerto está solamente a unos 3 kilómetros de Chiang Mai, así que no te será difícil llegar si es que no has reservado ya un hostel con servicio de recogida. El taxi cuesta alrededor de 100BTH (unos 2,5€), y el autobús número 4 tiene un precio de 15BTH aunque tiene una frecuencia de 30 minutos y tarda otros 30 en llegar a la ciudad.

En Chiang Mai también puedes encontrar alojamiento bastante barato, tanto dentro como fuera de la muralla. Habitaciones compartidas por menos de 5€ o privadas por menos de 15€ la noche.

 

Tras darnos una ducha nos fuimos de nuevo al coche donde nos esperaban para llevarnos a Tiger Kingdom. En el trayecto del aeropuerto al hotel, nos ofrecieron llevarnos a este parque donde entras en contacto con tigres de distintos tamaños y edades. Desde 2 meses, los más pequeños, a 30 meses, ya que después de esta edad dejan de estar en contacto con los visitantes por motivos de seguridad. Al principio las sensaciones del lugar no fueron del todo buenas, nos dió la sensación de que era básicamente un zoo, con la sospecha de que el trato y cuidados que recibían los tigres no eran los más adecuados.

Pero la verdad es que viendo a los cuidadores y hablando con ellos, y viendo la forma en la que les cuidaban desde que son unos cachorros, se nos quitó de la cabeza la idea que traíamos. Pudimos pasar un rato genial (aunque acojonadillos) con los tigres medianos, acariciándoles, disfrutando, y siempre con el respeto que conlleva estar tan cerca de estos increíbles felinos.

 

El parque está abierto todos los días del año en horario de 9:00 a 18:00 y los precios oscilan entre 13€ y 34€ dependiendo del tamaño y de la edad de los tigres.

 

Por la noche decidimos visitar el Night Bazar, uno de los mercados nocturnos más importantes de Chiang Mai de aproximadamente 1 km. de largo a través de Chang Klan Road, que abre todos los días desde las 6 de la tarde hasta la medianoche. Está bastante frecuentado de turistas, pero es amplio para pasear por él, ver los puestos y comprar cualquier cosa como souvenirs, ropa o decoración. De hecho a Sandra se le rompió una chancleta y no fue difícil encontrar un sitio donde comprar otras a buen precio.

 

Night-Bazar-Chiang-Mai

 

Si te gusta regatear, en Tailandia te puedes hartar. Siempre van a inflar los precios pero ahí es donde entra tu habilidad para el regateo, aunque al final haciendo números te des cuenta de que has estado racaneando 0,50€, pero que no nos quiten la ilusión!. Eso sí, si finalmente aceptas un precio, no te eches atrás ya que les sienta muy mal.

 

Night-Bazar-Chiang-Mai

 

Día 4

 

Nos fuimos a recorrer la ciudad en busca de los principales templos. La primera parada fue Wat Phra Singh,  en pleno casco antiguo de Chiang Mai. Proclamado templo Real por el hermano mayor del Rey Adulyadej, este templo budista contiene una importante estatua del Buda Phra Singh, que según la leyenda fue traída desde la India, y fue tan venerada en su recorrido hasta llegar a su destino final, que hasta sufrió varias decapitaciones para llevarse su cabeza como trofeo.

 

Wat-Phra-Singh

 

Este templo nada tiene que envidiar a cualquiera de los que vimos en Bangkok. Nada más entrar nos sumergimos en la tranquilidad y la paz que transmitía, hipnotizados por los rezos y oraciones de los monjes, nos sentamos junto a una de sus columnas para contemplar la imponente figura de Buda, la estructura del edificio o los grabados de sus puertas. Nada te deja indiferente. También he de decir que era la excusa perfecta para pasar un rato alejado del sofocante calor que hacía en la calle.

 

Wat-Phra-Singh-Chiang-Mai

 

Podéis encontrar este templo al final de la calle Rachadamnoen en horario de 6:00 a 18:00, y su entrada cuesta 20 BTH.

 

Volviendo sobre nuestros pasos hacia la puerta Tha Phae y girando a la derecha en Prapokkloa Road, nos encontramos en Wat Chedi Luang, otro de los templos importantes de Chiang Mai, con una importante actividad budista y un interior increíble que en un tiempo pasado albergó el Buda Esmeralda que hoy en día podemos ver en el templo de Wat Pra Kaeow de Bangkok, junto al Palacio Real. La entrada a este templo es gratuita y podéis visitarlo de 6:00 a 18:00.

 

Es hora de coger fuerzas, así que nos perdimos por la ciudad y dimos con un restaurante local de comida thai. Barato y rico rico, por solo 2€ pudimos comer un plato cada uno con una cerveza Chang fresquita. Si recorres la ciudad a tu aire no es dificil encontrar un buen restaurante para probar la rica comida local.

 

Al atardecer nos adentramos en el mercado más importante de Chiang Mai, el Sunday Market, que abre de 16.00 a 00:00 desde Tha Phae Gate a lo largo de la calle Rachadamnoen. Un kilómetro de mercado donde podéis encontrar prácticamente cualquier cosa, sobre todo la artesanía local, unas auténticas obras de arte. Pero también veréis puestos de  ropa, regalos, comida, relojes, y un largo etc. Si os gustan los mercados callejeros, este os encantará, tenéis para unas cuantas horas de recorrido.

 

Dia 5

 

Probablemente los mejores momentos de nuestro viaje fueron el día que pasamos con los elefantes. Hicimos la reserva desde España con la idea clara de lo que queríamos hacer, aunque más bien, de lo que no queríamos hacer. Sabíamos de la existencia de centros de elefantes donde les hacían pintar o jugar al balón, y desde luego no era la opción que buscábamos.

Después de ver varias opciones y recomendaciones como el Elephant Nature Park, decidimos ir a Woody Elephant y la verdad es que la experiencia fue inolvidable. Con elefantes desde un año, hasta 25 años, el más viejito, e incluso uno enorme que rescataron del circo.

 

Woody-Elephant-Sandra

 

Desde el primer momento en el que llegas, te sientes en plena naturaleza, enseguida se acercan todos los elefantes con los cuidadores y se amontonan frente a ti para quitarte los plátanos de las manos, y de los cubos!. Es una sensación única estar junto a estos animales, dándoles de comer y disfrutando de su compañía. Este primer contacto sirve para que cojan confianza con los visitantes.

 

Woody-Elephant-Cafe

 

Enseguida nos adjudicaron un elefante para hacer el recorrido hasta el río. En nuestro caso fué amor a primera vista, nos presentaron a Café, un grandullón de unos 6 años, con el que pasamos toda la jornada. Nunca me hubiera imaginado ir paseando junto a un animal de estas características, pero en esos momentos te das cuenta de lo nobles que son y no te explicas como puede haber gente que quiera hacerles daño.

 

Woody-Elephant-Chiang-Mai

 

Sin duda, el momento estrella fue el momento del baño en el río. Jugamos con ellos como niños, mientras les echábamos cubos de agua, ellos nos empapaban con su trompa como si fuese mangueras a presión. Hay que tener cuidado con los pisotones de los elefantes, el río puede ser algo fangoso y tanto ellos como tu podéis perder el equilibrio. Pero en ningún momento nos sentimos en peligro, son animales muy nobles y juguetones y estoy seguro de que vais a pasar uno de los mejores días de vuestra vida.

 

Woody-Elephant-Chiang-Mai

 

Para acabar después de un lunch con la guía y nuestros compañeros de excursión, fuimos a cortar caña de azúcar, una golosina para los elefantes. Y finalmente, vuelta al hotel, abandonando con pena esa experiencia única que disfrutamos al 100%.

 

Dicen que los elefantes tienen muy buena memoria y que recuerdan a personas después de algunos años. Así que tendremos que comprobar si nuestro elefante “Café” se acuerda de nosotros tanto como nos acordamos nosotros de él.

4 Comments

  • Ceci

    Gracias por este post!!!
    Nos ha servido para saber cositas sobre Chiang Mai y sobre todo para el tema de visitas de elefantes…hemos contratado con Woody, esperamos tener una experiencia tan única y bonita como la vuestra!

    Un saludo 🙂

    24 enero, 2017 at 12:45
    • Recomiendo el mundo
      Recomiendo el mundo

      De nada Ceci!!

      Espero que disfrutéis a tope de esta increíble ciudad y de Tailandia en general. Ya nos contaréis vuestra experiencia 🙂

      Un abrazo!! 😉

      5 febrero, 2017 at 3:53

Deja tu comentario