Loading

Diario 1- Bangkok: En busca de los templos


Dia 1

 

La primera etapa del viaje era Bangkok, aterrizamos en el Aeropuerto Internacional Suvarnabhumi, donde llegan la mayoría de los vuelos internacionales, haciendo una escala en Heathrow, en total fueron 16 h. de vuelo, pero por fin llegamos a nuestro destino.

Para ir al centro desde el aeropuerto, una de las mejores opciones es el Airport Rail Link, ya que es bastante rápido y económico, y en poco más de media hora estas en el centro. Puedes encontrar las indicaciones de “Train to city” nada más pasar el control de inmigración, además de autobuses y taxis.

 

Al fin llegamos a nuestro hostel, Khaosan Baan Thai, en el lado Este del rio Chao Phraya y a pocos minutos de la calle por excelencia de los mochileros, Khaosan Road. No era de lo más económico (unos 15€ la noche), pero por una habitación privada con baño compartido, limpio, y con un personal muy amable, no se puede pedir más. Y con desayuno decente incluido.

Estábamos muy cansados pero no aguantábamos las ganas de salir a explorar. Cogimos un mapa del hotel para situarnos y  nos pusimos en marcha, ya que queríamos aprovechar para ver varios templos de la ciudad. Y aquí viene nuestra novatada de bienvenida made in Thailand. A los pocos metros de salir del hostel, un tailandés que vió como situábamos cada punto que queríamos ver en el mapa, se ofreció a ayudarnos y nos aconsejó sobre varios templos, horarios, etc.. y él mismo paró un tuk-tuk para que nos llevara a todos esos sitios y hasta negoció un precio con él, 40 BHT.

Yo había leído en algún blog acerca de los timos que existen en Tailandia, y uno de ellos era este. El hombre te explica que es un día de fiesta en Tailandia y por eso los Tuk Tuk son mas baratos, y por un módico precio, te llevaban a los templos que el tailandés había marcado en el mapa, pero antes te llevaban a establecimientos como tienda de trajes o agencias de excursiones. Pero pensamos, “mientras nos lleven a donde queremos ir, no pasa nada”.

 

Y efectivamente, entre templo y templo, el chico del tuk-tuk nos insistía en llevarnos a diferentes sitios. Daba igual que le dijéramos que no, él insistía en llevarnos 5 minutos. Nos dió tanto la chapa que accedimos a que nos llevara a una tienda de trajes, al fin y al cabo, teníamos muchas bodas de amigos, y una camisa igual venía hasta bien, 🙂 . Finalmente no compramos nada, y nos invitaron a marcharnos. Lo mismo pasó con una agencia de excursiones, aprovechamos para preguntar precios y vuelta al tuk-tuk.

La verdad es que parece un timo bastante frecuente, pero en nuestro caso tampoco nos pareció tan grave, ya que por lo menos nos llevó a todos los templos, y nos esperaba el tiempo que hiciese falta.

 

La primera parada fue el Wat Intharawihan, o templo del Buda Gigante, un recinto poco transitado pero que bien merece una visita para contemplar la estatua de Buda de 32 metros de altura y 10 de ancho llamada Luang Pho To, construida entre 1867 y 1927. Sin duda, una construcción impresionante.

 

Intharawihan-Buda-Gigante

 

Nos volvimos a montar en el Tuk Tuk para visitar el segundo templo, el supuesto templo de “Lucky Buddha”, que tiempo más tarde nos daríamos cuenta de que es un invento de los estafadores, otra parte del timo que está dentro del circuito que el hombre nos había marcado en el mapa. Realmente es un templo pequeño, más bien parece un colegio, donde hay un señor muy simpático que te explica de nuevo que es un día de fiesta en el país y que la mayoría de templos están cerrados. Aun así, nosotros le pedimos los 3 deseos al Buda, no vaya a ser que de repente se cumplan!.

 

Nuestra última visita fué a Wat Saket, o templo de la montaña dorada, una montaña artificial de 80 metros donde nada más empezar a subir te vas dando cuenta de que cada vez se escucha menos el ruido de la ciudad, adentrándote en el silencio y la tranquilidad de su interior, su vegetación y las campanas por todo el recorrido hasta ascender los 300 escalones que dan a la cima, albergando la gran campana dorada y una panorámica impresionante de la ciudad.

 

Montaña-dorada

 

 

La verdad es que lo malo de esta estafa es que quizás se pierde algo de tiempo, pero al menos, pudimos ver varios templos y darnos un paseo en tuk tuk por parte de la ciudad. La cuestión es no caer en la tentación de comprar un traje, ya que ahí es donde reside la peor parte del timo. El dueño te ofrece un traje de calidad de imitación de las mejores marcas, mostrándote las mejores telas, pero al ir a recoger el traje dos días después lo que encuentras es que no tiene nada que ver con el material que te había enseñado, y como ya está pagado por adelantado por mucho que te quejes, no hay nada que hacer.

 

Ya por la tarde decidimos ir a conocer Khaosan Road, una pequeña calle, lugar de reunión de mochileros en el centro de Bangkok, llena de puestos de comida y ropa, restaurantes y un montón de alojamientos a buen precio, aunque no aconsejo demasiado dormir en esta calle ya que es bastante ruidosa por la noche. En las calles de alrededor seguro que encuentras algún hostel a mejor precio y más tranquilo.

 

Dia 2

 

En una de las calles próximas a Khaosan Road cogimos el autobús numero 32, que hace parada cerca del Gran Palacio Real, antigua residencia del Rey hasta mediados del S.XX. Un complejo enorme que alberga lugares como el Wat Phra Kaew, donde se encuentra el Buda Esmeralda y el edificio Chakri Mahaprasad Hall, donde hoy en día únicamente se celebran coronaciones, funerales y bodas reales, y banquetes de estado. Podéis pasar toda la mañana recorriendo el recinto, sus templos, y sus cuidados jardines, merecen mucho la pena.

 

Un poco más al sur, a unos 10 minutos andando se encuentra el Wat Pho, un templo espectacular famoso por contener el Buda Reclinado más grande de Tailandia, una estatua bestial de 46 m. de largo totalmente recubierta de pan de oro, cómodamente tumbada como el que está en el sofá viendo la tele. Impresiona.

 

En la mayoría de los templos está prohibido entrar en pantalón corto y camiseta de tirantes. Si no quieres cargar con ropa de más en la mochila, normalmente en los templos te prestan algún atuendo apropiado para acceder a ellos.  Y por supuesto, para los escrupulosos, no viene mal llevar calcetines ya que debes descalzarte.

 

Todavía nos sobró tiempo para ir de nuevo a Khaosan a comer en uno de sus puestos callejeros, donde puedes probar unos deliciosos noodles por poco más de 1€. Buenisimos!!. Es un vicio comer en estos puestos. Si comes fruta, recuerda que siempre hay que pelarla, ya sabes, por aquello del agua al lavarlas y esas cosas.

 

Khaosan-Road

 

 

Estos son los horarios y precios de los templos:

 

TEMPLO PRECIO HORARIO
PALACIO REAL 10€ (430 BTH) 8:30-15:30
WAT ARUN 1,5€ (65 BTH) 8:00-17:30
WAT PHO 1,5€ (65 BTH) 8:30-18:30
WAT SUTHAT 0,5€ (22 BTH) 8:30-21:00
WAT SAKET (Colina dorada) 8:00-17:00
TEMPLO DE MARMOL 0,5€ (22 BTH) 8:00-17:30
WAT RATCHANATDARAM 0,5€ (22 BTH) 8:00-17:30
WAT INDRA (Buda gigante) 8:30-20:00
WAT TRAIMIT (Golden Buddha) 0,5€ (22 BTH) 9:00-17:00

 

No nos dió tiempo a verlos todos, ya que solo estuvimos dos días antes de coger rumbo a Chiang Mai, nuestro segundo destino del viaje.

Deja tu comentario