Loading

El tesoro de Agra


Agra forma parte del llamado Triangulo de Oro junto a Delhi y Jaipur, uno de los circuitos más visitados en el norte de India. Pero, sin desmerecer lo más mínimo al resto de la ciudad, lo que de verdad hace que Agra sea mundialmente conocido, es por una de las construcciones más increíbles jamás realizadas por el hombre y una de las nuevas 7 maravillas del mundo moderno. Sí, estamos hablando del Taj Mahal.

Pero vayamos por partes. Agra es una ciudad de cerca de 2 millones de habitantes perteneciente al estado de Uttar Pradesh. Fue proclamada capital del imperio mogol en 1556 bajo las órdenes del emperador Akbar. Tras su caída, diferentes imperios residieron en la ciudad hasta la época británica, a principios del S.XIX, hasta la independencia de India lograda en 1947.

Y allí nos plantamos nosotros, con todo un día por delante para conocer parte de la ciudad. Nuestro tren desde Udaipur llegó una hora más tarde de la estimada, pero a eso ya nos habíamos acostumbrado en los días que llevábamos por India. Así que después de 13 horas, de las cuales casi 10 las pasamos dormidos, llegamos a Agra.

No reservamos ningún hotel, ya que esa misma noche cogeríamos otro tren hacia Varanasi, y para no cargar con las mochilas por toda la ciudad, las dejamos en las consignas de la propia estación. En prácticamente todas las estaciones se pueden encontrar estos lugares donde dejar el equipaje de manera sencilla y barata.

Ahora sí, estábamos ya en marcha. Era momento de salir de la estación y buscar un rickshaw para movernos hasta la ciudad.

 

Fuerte Rojo de Agra

Este imponente complejo de palacios y patios fue construido entre los años 1565 y 1573 y fue residencia de grandes emperadores mogoles. La piedra arenisca roja utilizada en la construcción de la muralla, y de donde adoptó su nombre, da paso a otra serie de edificios y palacios de mármol blanco que contrastan con el rojo intenso. El Fuerte Rojo, también llamado Lal Quila, fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1983.

 

Agra

 

La enorme puerta principal, “Amar Singh”, ofrece una idea de lo que fue este gran fuerte en sus días de gloria, y no podía ser menos, ya que en su interior además de importantes gobernantes, guardaba también varios tesoros en forma de palacios como el Jahangiri Mahal o el Khas Mahal. Los artesanos hicieron un trabajo importante en paredes y columnas, merece la pena pararse a observar cada detalle, al igual que las pinturas de los techos.

Asomándonos por uno de los balcones que dan al exterior, nos encontramos con una vista única, allí estaba esperándonos, ya casi podíamos tocarlo, el Taj Mahal.

 

Agra

 

Horarios y precio:

El Fuerte Rojo abre a las 7:00h hasta las 18:00h, aunque a partir de las 19:45h representan cada día un espectáculo de luz y sonido. La entrada al fuerte cuesta 550INR mientras que el espectáculo nocturno podrás disfrutarlo por 150INR más.

 

Agra

 


Entre el calor y el paseo por el fuerte nos había entrado hambre, así que antes de visitar el Taj Mahal, salimos a buscar un rickshaw que nos acercara a algún restaurante cercano. Como de costumbre, una montonera de conductores nos rodeó ofreciendo sus servicios (nunca podría acostumbrarme a este agobio), así que comenzó el momento regateo, y posterior adjudicación a un señor en edad de estar jubilado hace años junto con su rickshaw en similares condiciones. Fue un momento de descanso, la gente que caminaba por la calle nos saludaba al adelantarnos, pero al menos no andábamos y estábamos a la sombra que ofrecía el vehículo. Cosas de India.

 

Después de comer, el mismo chófer nos acercó a nuestra siguiente visita:

 

Taj Mahal

Después de comprar las entradas junto a la entrada oeste, hicimos la cola para acceder al gran patio donde se encuentran todas las puertas de acceso al recinto, la este y la sur. Allí, el imponente pórtico de entrada principal de piedra arenisca roja, al igual que los muros que rodean al mausoleo, nos daba la bienvenida. Ya se vislumbraba el edificio al otro lado de la puerta.

La primera impresión al encontrarnos con esta maravilla ante nuestros ojos, a pesar de tener un minarete en obras, era estar ante una postal, ante una imagen que habíamos visto centenares de veces en la televisión, pero la sensación de estar frente al Taj Mahal no tenía nada que ver con esas imágenes. La primera reacción es la de quedarse boquiabierto ante tal belleza y no cerrarla en todo el tiempo que permaneces dentro de ese recinto, y la segunda, de no querer apartar la mirada del mausoleo para intentar grabarlo en tu retina y en tu memoria para siempre. Es el ejemplo perfecto de porqué es una de las maravillas del mundo moderno.

 

Agra

 

La historia cuenta que tras la muerte de Mumtaz Mahal, la esposa favorita del Emperador Shah Jahan, tras dar a luz a su decimocuarta hija, éste ordenó construir un mausoleo como ofrenda a su mujer favorita y al gran amor que sentía por ella. Más de 20.000 obreros tomaron parte en la construcción de esta obra arquitectónica de mármol blanco que parece cambiar de color en cada hora del día. Por esta razón, los visitantes se concentran sobre todo al amanecer o a última hora de la tarde, cuando los colores más cálidos del sol se reflejan en la fachada dándole un aspecto aún más místico.

Una de las leyendas que rodean al Taj Mahal cuenta que el Emperador ordenó cortar las manos de aquellos que trabajaron en la construcción para que no volvieran a repetir obra de arte similar. Leyenda o realidad…bienvenidos a la nave del misterio.

 

Agra

 

Allí estuvimos durante largo tiempo, contemplando esta maravilla desde todos los ángulos posibles, resistiéndonos a abandonar el recinto. Pero como en la vida, todo tiene un final, así que no tuvimos más remedio que despedirnos con pena del Taj Mahal, pero con la satisfacción de que tenemos intacto nuestro sentido de la emoción cada vez que conocemos lugares tan mágicos como este.

 

Horarios y precio:

El precio de la entrada es de 1000INR por persona, y abre sus puertas un poco antes del amanecer y hasta la puesta de sol. Los visitantes suelen madrugar para hacer cola a primera hora de la mañana, sobre las 6:00h y poder ver salir el sol tras el mausoleo. En nuestro caso, hicimos lo contrario, aprovechamos la luz del atardecer, cuando la luz se refleja en la fachada principal del Taj Mahal. Cualquier momento es bueno, lo principal es disfrutar de la visita como se merece.

 

Agra

 


 

Estas son las dos principales visitas de Agra, a la que normalmente los viajeros llegan para pasar un día y seguir con su itinerario. Aunque si vas con tiempo para recorrer la ciudad más a fondo, encontrarás otros lugares que merecen la pena visitar como los jardines mogoles de Ram Bahg, el Mausoleo de Itimad-Ud-Daulah, la ciudad de Fatehpur Sikri, declarada Patrimonio de la Humanidad, o la tumba del primer ministro de Shah Jahan, Chini Ka Rauza.

 

 

Info útil:

  • Para llegar a Agra existen muchas conexiones desde varias ciudades. Lo habitual es llegar desde Delhi o Jaipur dentro del circuito del Triangulo de Oro en un trayecto de unas 2 horas y media. Otra opción es el taxi o coche con conductor privado desde cualquiera de estas ciudades, ambas a unas 4 horas de recorrido, y por lo que tendrás que negociar el precio. Puedes reservar trenes con anterioridad en la página de ferrocarriles indios, pronto realizaremos un artículo donde explicar cómo hacerlo, ya que hay que seguir una serie de pasos.
  • Puedes encontrar alojamiento barato en Agra pinchando AQUÍ.
  • ¿Necesitas más información sobre India? Sigue leyendo nuestra aventura en cualquiera de estos artículos:
  1. Itinerario y presupuesto India en 15 días.
  2. Nueva Delhi en 2 días, la puerta de la India.
  3. Viviendo el Festival del Holi en Jaipur.
  4. Jaisalmer, la entrada del desierto de Thar.
  5. La ciudad azul de Jodhpur.
  6. Udaipur, tierra de palacios y lagos.

 

Deja tu comentario