Loading

Hoi An: Guía para recorrer la ciudad


Situada a medio camino entre Ho Chi Minh y la capital Hanoi, Hoi An es conocida entre algunos viajeros como la Venecia de Vietnam, y aunque es un título que quizás le vaya un poco grande, el encanto de esta ciudad, donde se respira tradición y cultura, la convierte en una de las ciudades más bonitas del país.

Hoi An es uno de esos lugares en los que nada más poner el pie en la ciudad, sabes que no te has equivocado ni un ápice incluyéndolo en tu itinerario. De esos que cuando llega el momento de marcharte, te resistes y te preguntas de qué manera podrías alargar tu estancia para saborear un poco más su esencia y recargar las pilas de energía antes de continuar con tu viaje.

Se puede intuir todavía ese ambiente de antigua ciudad portuaria, donde mercaderes japoneses, chinos o europeos llegaban en busca de productos de calidad como la seda o la porcelana, y donde muchos de ellos, debido a que en época de mozones la navegación se antojaba peligrosa, construyeron sus propias casas y almacenes.

 

Hoi An

 

Estas antiguas construcciones junto con las de los locales, aún se conservan perfectamente en las calles próximas al río. Todas ellas de no más de dos alturas, lo que te permite disfrutar sin los agobios de una gran ciudad de un agradable paseo, perdiéndote por sus calles y echando un ojo a la gran cantidad de tiendas que encontrarás a tu paso. Telas, souvenirs o porcelana son algunos de los productos que ofrecen.

Y mientras vas perdiéndote y volviendo a encontrarte, el tiempo vuela, comienza a oscurecer, y el aspecto de las calles cambia completamente. Se iluminan centenares de farolillos de colores a lo largo de cada una de ellas, colgados de lado a lado de los edificios, dando un toque bohemio a todo el casco antiguo.

Pero además de la ciudad antigua, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1999, Hoi An tiene bastantes lugares interesantes para disfrutar de la ciudad durante unos cuantos días.

 

Hoi An

 

¿Qué puedo hacer en Hoi An?

 

  • Ver un espectáculo de marionetas de agua:

Te preguntarás: ¿Pero eso no es para los niños?. Claro que nooo, las funciones de marionetas de agua, o water puppets como se conocen localmente, son uno de los mayores atractivos en Vietnam, ¡y para todos los públicos!.

Se trata de una tradición que se remonta al S.XI originaria del norte de Vietnam, con la que los aldeanos se entretenían cuando los arrozales se inundaban. Los titiriteros se ocultaban tras una pantalla de bambú con el agua a la altura de la cintura, y utilizando largas varas también de bambú, hacían emerger del agua las marionetas del otro lado de la pantalla, que representaban escenas típicas de la vida rural como la cosecha y la pesca, la fiesta y el folclore vietnamita y los cuentos populares.

 

Hoi An

 

La fama de estos espectáculos les llevó a crear festivales que originariamente se realizaban dentro de los propios arrozales, con una pequeña pagoda a modo de escenario para que los titiriteros se ocultaran detrás.

En la actualidad, los escenarios improvisados en los arrozales han dado paso a teatros en varias ciudades creados específicamente para estos eventos. Aunque aún se utilizan estanques tradicionales en algunas aldeas, o incluso tanques portátiles. Estos están siempre acompañados de una orquesta tradicional vietnamita sonando de fondo en cada escena.

No te preocupes si no has dado clases de vietnamita para entender lo que dicen en cada escena, se entiende perfectamente lo que significa cada una de ellas sin necesidad de saber ni una palabra.

¿Dónde se realizan estos espectáculos en Hoi An?

Hoi An cuenta con un teatro que se encuentra en la parte alta de la ciudad, a poco más de un kilómetro desde la parte antigua continuando la carretera principal. Es uno de los más famosos del país, y el precio es algo más asequible que otros sitios como el teatro de Hanoi, donde la función cuesta 150.000 VND.

Precio adultos: 80.000 VND

Precio niños: 40.000 VND

 

Horarios: El teatro solamente abre los Martes, Viernes y Sábado con una única función a las 18:30 h.

 

  • Relajarte en su larga playa:

Es lo único que le faltaba a Hoi An para que fuese una ciudad perfecta, playaaa!!. Si, una ciudad con un trozo de arena y mar siempre gana puntos, pero es que aquí tienes kilómetros de playa de arena fina, restaurantes, actividades y relax…muuucho relax.  Su nombre, Cua Dai.

 

Hoi An

 

Aunque la playa se encuentra a unos 5 kilómetros del centro de la ciudad es fácilmente accesible en taxi o en moto. Pero una recomendación es alquilar una bici para poder disfrutar a tu aire del recorrido atravesando ríos y pedaleando junto a varios arrozales donde podrás descubrir de cerca el trabajo de campo.

 

Hoi An

 

Al llegar a la playa, como no podía ser de otra manera, tienen su pequeño negocio montado ya que no puedes aparcar la moto o la bici donde quieras, si no que tienen aparcamientos donde deberás pagar una pequeña cantidad por dejarla. Un pequeño truco es recorrer la carretera que discurre paralela a la playa alejándote del acceso principal del arenal, y buscar una entrada por caminos secundarios. De esta manera evitarás pagar por aparcar y además llegarás a zonas menos transitadas, ya que la mayoría de turistas se quedan cerca de la entrada.

 

  • Visitar el mercado nocturno:

Cruzando el puente viejo hacía la península que se forma junto a la ciudad antigua, se monta cada noche un mercado lleno de vida y color. Aquí podrás comprar los famosos farolillos de los que te hablamos más arriba, además de montones de souvenirs y puestos de comida donde probar por ejemplo el plato típico de la ciudad, el Cao Lao, además de las sopas (Pho), famosas en todo el país.

 

Hoi An

Hoi An

 

Aunque no es el mercado más grande ni más bonito que hemos visto por el sudeste asiático, el ambiente agradable y la atmosfera que se crea en las calles contiguas, te invita a pasear por el propio mercado o junto a la orilla del río, donde encontrarás una gran cantidad de restaurantes de comida local u occidental. Para todos los gustos!.

El mercado comienza aproximadamente al atardecer, hasta las 23:00 h.

 

  • Recorrer el casco antiguo a pie o en bicicleta:

La parte más positiva del casco antiguo de Hoi An es que no está permitida la entrada de coches, por lo que la locura de tráfico de Vietnam, aquí parece no existir. Solamente se permite la entrada de bicicletas, y es una de las mejores maneras de recorrerlo, aunque dependiendo de la cantidad de turistas que haya en ese momento por la ciudad, el pedalear se puede volver un poco incómodo.

 

Hoi An

 

Esta parte de la ciudad cuenta con muchos puntos interesantes que visitar, como templos, casas antiguas o el famoso puente japonés, y en todas ellas hay que pagar entrada. Existe una opción con la que comprando un ticket podrás visitar cinco de estas construcciones a tu elección. Para nosotros, pensamos que es suficiente con visitar cinco localizaciones, así que el ticket nos resultó una buena opción por 120.000 VND por persona (unos 5€).

Venga, ha llegado el momento de dar un paseo, hazte con un mapa en tu hotel y vamos a recorrer la ciudad. ¿Cuáles podrían ser los puntos más interesantes?. Realmente eso dependerá de tus gustos, y lo que te apetezca ver en ese momento, pero para que te hagas una idea de lo que puedes encontrarte, aquí te resumo las 5 localizaciones que visitamos nosotros.

 

  • Puente cubierto japonés:

 

Este puente cubierto se encuentra en el extremo oeste de la calle Tran Phu, una de las calles paralela al canal. Es uno de los emblemas de ciudad, y refleja la mezcla única de influencias locales y extranjeras.  Su construcción data de finales del S.XVI y principios del S.XVII y sus dos extremos están custodiados por dos curiosos personajes, un perro y un mono.

 

Hoi An

Hoi An

 

Una de las razones del protagonismo de estos dos animales es que según la historia, muchos emperadores de Japón nacieron en el año del mono o del perro. Aunque otras cuentan que el puente se comenzó a construir en el año del mono, y finalizó en el año del perro.

En el interior del puente, además de su trabajada madera y los farolillos que lo decoran, se puede encontrar un pequeño templo y una serie de fotografías antiguas, además de una gran cantidad de turistas sobre todo japoneses, así que prepárate para esquivar codazos y empujones.

 

Hoi An

 

  • Capilla familia Tran:

Esta capilla construida a principios del S.XIX es una de las casas más antiguas y con más historia de la ciudad. Fue construido por Tran Tu Nhac, un mandarín muy respetado durante el reinado  de Gia Long.

Al entrar, una guía muy simpática te cuenta los entresijos de la casa, entre ellos, que fue construida por 3 arquitectos; un Chino, un japonés y un vietnamita. De cada uno de ellos destaca las diferentes partes de la estructura de la casa.

En la actualidad, sirve como lugar de adoración a los antepasados de la familia y además cuenta con una tienda de objetos y souvenirs vietnamitas, que muy amablemente te muestra la guía, así, como que no quiere la cosa.

El horario de visitas a la capilla es de 8:30h. a 18:00h.

 

  • Casa Tan Ky

Se trata de otra de las casas importantes de la ciudad, situada en la calle Nguyen Thai Hoc, que al igual que la capilla Tran, su construcción fue llevada a cabo por otros 3 arquitectos de las mismas nacionalidades que la anterior, con lo que representa claramente la diversidad que existía en la época y la importancia de la ciudad como puerto comercial.

El nombre Tan Ky, que significa “Tienda de Progreso”, se le otorgó a la casa por la segunda generación para expresar el deseo del propietario original de un negocio prospero. A pesar de las constantes inundaciones que se producen anualmente, y la disminución de los negocios en la ciudad, siete generaciones han conseguido mantener la casa en perfectas condiciones.

La Casa Tan Ky se encuentra a escasos 3 minutos andando del puente japonés, por lo que es muy fácil llegar hasta ella.

 

  • Pagoda Quan Cong

Este templo construido conjuntamente entre vietnamitas y el pueblo Minh Huong (inmigrantes chinos) fue reconocido como “Sitio histórico Nacional y Cultural” en el año 1991, y es un símbolo de valentía, lealtad y virtud. Su construcción finalizó en el año 1653 y fue dedicado a Quan Cong, un destacado mandarín de la dinastía Han, general talentoso y un símbolo de valor y lealtad en la China del S.III.

 

Hoi An

 

Los comerciantes, al llegar a puerto o antes de partir de nuevo, se acercaban a este lugar para realizar ofrendas y mostrar respeto a sus antepasados, y aunque ha sido restaurado en muchas ocasiones, todavía mantiene casi intacta su estructura original.

Dos veces al año (el 13 del primer mes lunar y el 24 del sexto mes lunar), se celebra el festival del templo de Quan Cong. Estos festivales atraen a muchos creyentes y peregrinos de todo el país

Quan Cong está situado en la calle Tran Phu, a unos 500 metros del puente japonés.

 

Quang Trieu (Cantonese Assembly Hall)

Este colorido templo fue construido en el año 1885 por comerciantes cantoneses Chinos. Se dice, que las diferentes partes del edificio fueron fabricadas por separado en China, para posteriormente trasladarlas hasta Hoi An donde finalmente unieron todas las partes.

 

Hoi An

 

Nada más acceder al recinto, una imponente fuente con la figura de un dragón te da la bienvenida. Además, varias estatuas de estilo cantones se reparten por todo el vestíbulo, y una colección de vestigios antiguos se reparten por todo el templo.

Es fácil encontrar este lugar, saliendo por el lado este del puente japonés, lo encontrarás a unos 50 metros a la izquierda.

 

Estos son solo un ejemplo de los lugares interesantes dentro del casco antiguo de Hoi An, pero si quieres conocer aún más casas o templos, puedes hacerte con un mapa de la zona antigua y buscar cada una de las localizaciones. Es una bonita manera de recorrer esta parte de la cuidad.

 

¿QUIERES UN DESCUENTO EN TU PRÓXIMO SEGURO DE VIAJE?

5% descuento IATI

 

¿Cómo llegar a Hoi An?

 

Existen muchas maneras de llegar a esta increíble ciudad de Vietnam. Autobús, tren, avión o vehículo privado. Además encontrarás infinidad de agencias que ofrecen estos traslados, por lo que puedes comparar precios entre unas y otras. A continuación te vamos a especificar lo que hicimos nosotros, aunque fácilmente podrás encontrar otras opciones que se adapten a tu itinerario.

  • Autobús:

Es la opción más económica, y puedes llegar casi desde cualquier punto del país. Nosotros llegamos a Hoi An desde Hue, al norte, donde habíamos llegado previamente en autobús desde Nha Trang, situado más al sur.

Desde Hue: Salen dos autobuses al día que tardan entre 3 y 4 horas, a las 8:00h. y a las 13:30h. El precio es de 119.000 VND.

Desde Nha Trang: Encontrarás infinidad de agencias que te trasladan a cualquier parte del país incluyendo Hoi An. La opción más cómoda son los autobuses nocturnos, que cuentan con literas de asientos reclinables para que las 8-9 horas se te pasen más amenas mientras echas una cabezada. Los precios hasta Hoi An rondan los 180.000 y 200.000 VND por persona.

La opción Open Bus Tour: Se trata de un billete de autobús que une Hanoi con Ho Chi Minh parando en las ciudades que quieras. Depende de las paradas que tengas intención de realizar, el precio varía. Por ejemplo:

  • Ho Chi Minh – Da Lat – Mui Ne – Nha Trang – Hoi An – Hue – Ninh Binh – Hanoi = 85€ (Este sería el trayecto completo)
  • Hanoi – Hue – Hoi An – Nha Trang – Mui Ne – Ho Chi Minh = 52€

Al comprarlo debes indicar la ruta que deseas realizar, aunque el billete es abierto y te permite estar en cada ciudad el tiempo que necesites, por lo que en cada ciudad tienes que confirmar cuando quieres realizar el siguiente trayecto. Casi cualquier agencia o compañía ofrece este tipo de servicio y a un precio similar.

 

  • Tren o avión

En Hoi An no hay estación de tren ni aeropuerto por lo que deberás desplazarte hasta Da Nang, situada a unos 45 minutos. Pero no te preocupes, en ambos casos encontrarás un servicio de minibús desde las 4:00h. hasta las 22:00h. que ofrece traslados hasta Hoi An por unos 110.000 VND.

 

Alojamiento en Hoi An

Hoi An no es una ciudad especialmente barata en cuanto al alojamiento, pero queremos dejarte nuestra experiencia en “The Family Hotel”.

Un alojamiento junto a la estación de autobuses y del teatro de marionetas de Hoi An, con un trato increíble por parte de la dueña del establecimiento, quien estuvo siempre atenta de nosotros e incluso con quien compartimos un rato muy agradable, conversando y conociendo un poco más de la cultura vietnamita mientras cenábamos una de sus deliciosas pizzas.

 

Hoi An

Disponen de servicio de alquiler de bicicletas y de traslados al aeropuerto o estación de tren de Da Nang por unos 15€.

Se encuentra a unos 10 minutos andando de la ciudad antigua de Hoi An, pero eso te permite estar un poco más alejado y tranquilo del bullicio que se forma en esa zona.

El precio ronda los 12€ la noche en una amplia habitación privada con baño.

Si quieres conocer más acerca de este establecimiento, haz clic aquí.

 


Para nosotros, Hoi An fue la ciudad que más nos sorprendió durante nuestro viaje por Vietnam, su mezcla de cultura, su color, y la vida que se respira por sus calles nos hizo despedirnos de ella con pena. ¡Pero dispuestos a volver!.

¿Conoces Hoi An?. Cuéntanos tu experiencia en nuestros comentarios, o bien en nuestra página de Facebook.

Deja tu comentario