Loading

La ciudad azul de Jodhpur


El viaje iba avanzando recorriendo el estado del Rajasthan, y tras dejar  Jaisalmer, pusimos rumbo a Jodhpur. Si Jaisalmer es conocida como la ciudad dorada, Jodhpur, como no podía ser de otra manera, tiene también su sobrenombre. La ciudad azul de Jodhpur, echándole un vistazo no hace falta explicar el porqué de este apodo. Esta tradición de pintar las fachadas de azul fue una costumbre originariamente de los Brahmanes y finalmente adoptada por todas las castas para ahuyentar el calor y los mosquitos.

El tren nos dejó muy temprano en la estación, así que decidimos ir andando en busca de un hotel y aprovechar que las calles estaban completamente vacías, antes de que empezara el alboroto  y aquello se convirtiera en un hervidero de gente.

No teníamos alojamiento reservado ya que nuestra idea  era pasar el día en Jodhpur y por la noche coger un autobús con destino Udaipur.  Solamente queríamos una habitación sencilla para dejar las mochilas y ducharnos por la tarde, así que nos dirigimos primero a un hostel  muy bien situado que nos recomendaron, cerca del fuerte de Mehrangarh, llamado Kesar Heritage Guest House.

Tras hacer el check in, dejar nuestras mochilas en la habitación y subir a la bonita terraza para desayunar, le preguntamos al dueño por los autobuses para ir a Udaipur. Al parecer, el autobús nocturno salía a las 22:00h y nos pareció algo temprano para poder disfrutar sin prisa de la ciudad, así que el dueño nos recomendó coger el de las 7:00h. del día siguiente. En realidad, no nos variaba demasiado el plan, y de esta manera tendríamos el día completo para recorrer Jodhpur, así que después del desayuno y de una ducha salimos a conocer la ciudad azul.

 

Jodhpur la ciudad azul

 

¿Que ver en Jodhpur?

 

Fuerte Mehrangarh

Callejeando por las estrechas calles de la ciudad, ascendemos la colina donde aparece majestuosa la fortaleza de Mehrangarh, una de las más importantes y mejor conservadas de India. Esta edificación de gruesos muros fue construida en el año 1459 y su interior alberga varios cañones perfectamente conservados, así como un museo cuya colección consiste en una serie de armas, instrumentos musicales, trajes típicos y mobiliario.

Desde arriba, puedes hacerte una idea de por qué el sobrenombre de la ciudad, todas las fachadas de la parte antigua que sube hasta el fuerte están pintadas de distintos tonos de azul, regalando al visitante un vista privilegiada de Jodhpur.

 

Jodhpur la ciudad azul

 

El horario de visita de esta fortaleza es de 9:00h. a 17:00h. y el precio de la entrada son 400INR, alrededor de 5€. Incluido en el precio te dan una audio guía en castellano por la que tendrás que dejar tu pasaporte o dinero. Por supuesto, recomendamos siempre dejar dinero como depósito por si las moscas. Siempre te lo devuelven a la salida, pero si por lo que sea, por estas cosas extrañas que ocurren en India, desaparece, más vale perder un poco de dinero que tu preciado pasaporte.

Caminando por la carretera que discurre por la parte norte de la fortaleza, nos encontramos con otro de los edificios más bonitos de Jodhpur que guarda cierta similitud (salvando las distancias) con otro edificio emblemático de India.

 

Jodhpur la ciudad azul

 

Templo Jaswanth Tada

Este mausoleo fue construido en el año 1899 en memoria del marajá Jaswanth Singh II, considerado el mejor gobernante de Jodhpur. A la muerte de este, su hija Sardar Singh ordenó construir este edificio en honor a su padre utilizando el mismo material que en la construcción del majestuoso Taj Mahal, el mármol blanco.

Su construcción se llevó a cabo por auténticos maestros, tallando y puliendo cada lámina de mármol blanco, convirtiéndolo en un espectáculo para los ojos cuando los rayos del sol iluminan sus fachadas. Su interior guarda una serie de retratos de los principales gobernantes de Jodhpur, un recorrido por su historia, además es una buena excusa para resguardarse del sofocante calor.  Junto al edificio se construyeron también  varios cenotafios, tumbas erigidas en honor a personas a las que se les quiere honrar de una manera especial.

Este edificio tiene algo especial, un lugar tranquilo, perfecto para sentarse en el jardín que se sitúa justo enfrente, junto al llamado Estanque de los Dioses, lugar de cremación de las familias reales de la ciudad.

Horario: 9:00-17:00

 

Jodhpur la ciudad azul

Jodhpur la ciudad azul

Jodhpur la ciudad azul

 

Mercado de Sardar y Torre del reloj

El descanso bajo un árbol en  Jaswanth Tada nos ayudó a recuperarnos tras la subidita hasta el fuerte y la visita al templo, hacía muuucho calor. Así que con las pilas cargadas, comenzamos a descender  por la carretera que discurría a la salida del recinto donde se situaba el templo. En unos minutos nos encontrábamos en uno de los puntos álgidos de la ciudad, la plaza central donde se concentra la vida de Jodhpur y el mercado de Sardar. Dominando el centro de la plaza, la torre del reloj destaca sobre el resto de cosas.

 

Jodhpur la ciudad azul

 

Recorrimos cada puestecito y las calles aledañas a la plaza donde se concentran un gran número de tiendas de artesanía, plata y sobre todo textiles,  Jodhpur cuenta con varias fábricas y es una gran exportadora de telas de todo tipo. El entretenimiento local era pedirnos un selfie para la posteridad.

Eran las mismas calles por las que pasamos por la mañana pero no tenían nada que ver ahora, parecía que paseábamos por otra ciudad completamente diferente. Estaban abarrotadas de gente, rickshaws, vacas…y caca de vaca. Después de recorrernos varias calles decidimos escapar un poco de tal agobio y buscar un lugar para comer algo.

 

Jodhpur la ciudad azul

 

Mandore garden

Mientras comíamos nos preguntábamos que más podíamos ver por la ciudad, así que chequeamos en nuestros móviles y encontramos un parque que se encontraba a las afueras de la ciudad, a unos 5 kilómetros del centro. Así que después de comer, buscamos un rickshaw y partimos rumbo al Mandore Garden.

Si cierras los ojos y piensas en “el libro de la selva”, seguro que te vienen a la cabeza imágenes de Mowgli, Baloo, Bagheera, pero también monos y templos perdidos como en el que vivía el Rey Louie, el orangután. Pues esto es lo que encontrarás en los alrededores de este jardín, un enorme recinto que alberga varios cenotafios, y edificios donde vivían los antiguos gobernantes de Jodhpur antes de trasladarse a la seguridad del Fuerte de Mehrangarh.

 

Jodhpur la ciudad azul

 

Alrededor, decenas de manadas de monos, una especie endémica de la India, con un tamaño que imponía bastante. Se dedicaban a posar para los turistas mientras estos les lanzaban comida. No se les veía preocupados con tanta gente alrededor, aunque con la experiencia que tenemos con los monos, preferimos limitarnos a fotografiarles a una cierta distancia.

 

Jodhpur la ciudad azul

Casco antiguo

Como un laberinto de color azul, las callejuelas del casco antiguo de Jodhpur se van abriendo delante de ti, y casi sin saber hacia dónde estás yendo, te invita a continuar. Tampoco nos importaba mucho ya que tras cada esquina encontrábamos algo que nos animaba a avanzar y a seguir perdiéndonos. Tarde o temprano apareceríamos en algún lugar que nos sonase y volveríamos a encontrarnos. Unas mujeres charlando por allí, una vaca que ocupaba la totalidad del callejón, una mujer cocinando pakoras a la puerta de su casa…

 

Jodhpur la ciudad azul

Jodhpur la ciudad azul

Azoteas-Jodhpur

 

Cuando el sol se metió decidimos volver a la plaza de la torre del reloj para sentarnos tranquilos en una terraza, tomando un té masala observando el ir y venir de la gente, y disfrutando de una conversación con la dueña del Café Royale at Clock Tower.  Allí se nos hizo de noche casi sin darnos cuenta, con las luces de colores de la torre alumbrando el reloj que marcaban ya las 20:30.

 

Jodhpur la ciudad azul

Jodhpur la ciudad azul

 

Palacio de Umaid Bhawan

La tranquilidad con la que nos tomamos el día no nos permitió sacar tiempo para visitar este bonito palacio. Está situado a unos 3 km de la ciudad y aunque no se admiten visitas, ya que está permanentemente ocupado por un miembro de la realeza por una parte, y otra pertenece a un hotel, sí se permite el acceso al museo.

Después de un día tan ajetreado pero bien aprovechado acabamos en nuestro hotel cenando un delicioso Aloo Gobi antes de ir a descansar, ya que al día siguiente tocaba madrugar para coger el autobús con destino Udaipur. ¡Hasta la próxima Jodhpur!

 

¿Cómo llegar a Jodhpur?

Una de las mejores maneras de viajar por India es en tren, el cual tiene una gran red que conecta con muchísimas ciudades del país. Jodhpur cuenta tiene conexiones con ciudades como Delhi, Jaipur, Agra o Jaisalmer.

También se puede llegar en taxi desde ciudades cercanas como Udaipur, que no cuenta con conexión ferroviaria con Jodhpur.

 

¿Estás interesad@ en India?

Echa un vistazo a nuestros artículos relacionados con nuestro viaje por India:

  1. Itinerario y presupuesto India en 5 días.
  2. Nueva Delhi en 2 días. La puerta de la India.
  3. Viviendo el festival del Holi en Jaipur.
  4. Jaisalmer, las entrada del desierto del Thar.

Deja tu comentario