Loading

Malapascua, un comienzo de viaje perfecto

 


El 25 de Diciembre de 1520, un barco español quedó varado en las costas de una pequeña isla del archipiélago filipino a causa de un temporal. El hecho de tener que pasar el día de navidad en una isla perdida, lejos de sus familias, bastó para que los colonizadores bautizaran a este lugar con el nombre de “Mala Pascua”.

Y hasta allí, nos desplazaríamos nosotros al comienzo de nuestra nueva aventura. Llegaba el turno de Filipinas, un país al que le teníamos muchas ganas y del que tantas opiniones positivas habíamos escuchado.

Sandra y yo volamos separados desde Chiang Mai por motivos laborales y nos reencontramos en la estación de autobuses de Cebú, desde donde nos desplazamos hasta el puerto de Maya, al norte de la isla.

Una vez allí, cogimos una bangka, las barcas tradicionales de Filipinas, dirección a la pequeña isla de Malapascua. Durante la media hora que dura el trayecto ya nos dimos cuenta de que esta isla, y Filipinas en general, nos iba a encantar. Agua completamente transparente, de un color turquesa que ya desde el bote nos invitaba a lanzarnos.

Desembarcamos directamente en la playa Bounty beach, al sur de la isla, donde varios conductores nos ofrecían llevarnos en moto hasta el hotel, aunque con el tamaño de la isla, podíamos hacer el trayecto perfectamente andando. De hecho puedes ir andando a cualquier parte de Malapascua.

Nuestro hotel, a apenas 5 minutos de Bounty beach, el Romantic Place Guesthouse, estaba apartado de todos los resorts de la playa, pero en el centro del pueblo donde los locales hacen su vida. Solamente había pequeñas tiendas, alguna iglesia, y varios puestecitos donde cocinan unos pinchos de cerdo,  pollo o chorizo para chuparse los dedos.

Aquí pasamos nuestros tres primeros días en Filipinas, disfrutando de esta isla tan especial y de su gente, amable y divertida, sobre todo los más pequeños.

 

¿Viajas a Filipinas? Echa un vistazo a nuestro itinerario y presupuesto de 30 días por el país.

 Itinerario y presupuesto Filipinas en 30 días

 

Malapascua

 

¿Qué hacer el Malapascua?



Submarinismo

Aunque la isla en sí ya es una maravilla para disfrutar de su entorno, su mayor atractivo es el buceo. Muchos viajeros llegan hasta aquí en busca de los famosos tiburones zorro y de una gran variedad de vida marina.

Alrededor de Malapascua existen muchos centros de buceo que ofrecen cursos de diferentes niveles y a precios razonables. Además, muchos de ellos ofrecen también  alojamiento incluído o por un precio más económico.

 

Las playas

A pesar de su pequeño tamaño, Malapascua cuenta con varios kilómetros de playa alrededor de la isla.

La playa más grande, Bounty beach, abarca todo el sureste de la isla. Allí encontrarás la mayoría de los restaurantes y de centros de buceo, además de una gran oferta hotelera, eso sí, algo más cara.

El punto negativo de esta, es q los barcos de pesca se encuentran atracados en plena playa, los cuales en ocasiones, quitan espacio para el baño. Sin embargo, puedes encontrar sitios con menos cantidad de barcos donde disfrutar de la playa y de su agua completamente cristalina.

 

Malapascua

 

En la costa oeste de Malapascua se encuentra Logon Beach, una playa más pequeña, pero para nuestro gusto más bonita y algo más tranquila, con apenas 3 restaurantes y un par de resorts en su orilla. Realmente es la prolongación de Bounty beach, separado por un peñasco donde se encuentra unos de los resorts y restaurantes más exclusivos de la isla.

Siguiendo hacia el norte, a ambos lados de la isla van apareciendo más playas, algunas de arena, otras de piedras, más o menos cuidadas pero sin restaurantes ni resorts, por lo que si quieres tranquilidad, piérdete por la isla en busca de una de ellas.

Ya en el norte, donde se llega perfectamente andando desde las playas del sur en apenas 40 minutos, se encuentra Kandaya beach, una playa de casi un kilómetro de arenal, perfecta para relajarte en su fina arena. El mar aquí es un poco más salvaje, por lo menos durante nuestra visita, quizás debido a que el viento venía en esa dirección. Sin embargo, no puedes perder la oportunidad de conocerla.

 

Malapascua

 

Los poblados

Lo primero que nos llamó la atención de Malapascua no fueron sus playas, si no la gran cantidad de gente que veíamos por la calle, aunque en esta ocasión no eran turistas, sino locales.

La isla respira vida por sus cuatro costados, y para comprobarlo no tienes más que llegar hasta lo que llaman “the village”,  justo detrás de Logon Beach, o bien darte un paseo por la parte norte de Bounty beach o los alrededores del faro situado al noroeste de Malapascua.

 

Malapascua

Malapascua

 

 

Allí, puedes adentrarte por las pequeñas callejuelas y caminos, atravesando casi literalmente las casas locales, donde descubrir el día a día de la vida local, hombres y mujeres preparando las redes para la pesca. No faltarán tampoco las sonrisas y los saludos de “hello” de los niños, siempre dispuestos a regalarte momentos divertidos.

 

Malapascua

 

¿Cómo llegar?

Llegar hasta Malapascua desde Cebú City es bastante sencillo. Deberás desplazarte hasta la Estación del Norte de Cebú y buscar la compañía Ceres Bus, unos autobuses amarillos que salen cada 15-20 minutos por 220PHP. La duración del viaje es de alrededor de 5 horas aunque no te preocupes, son cómodos y cuentan con aire acondicionado.

Al llegar a Maya, deberás dirigirte al muelle desde donde parten las Bangkas, las barcas tradicionales filipinas, que se dirigen a Malapascua cada 30 minutos.

Normalmente el precio es de 100PHP por persona, pero si no hay gente suficiente (15 personas), deberás esperar o bien pagar un plus entre los que estéis allí. Nosotros por ejemplo éramos 8 personas y tuvimos que pagar 125PHP por persona y así no esperar a que el bote se llenara.

Y en media horita, ya estarás disfrutando de esta pequeña isla, tranquila, llena de vida y con un buen puñado de lugares que merecen la pena visitar sin ninguna prisa.

 

Malapascua

Malapascua

 

¿QUIERES UN DESCUENTO EN TU PRÓXIMO SEGURO DE VIAJE?

5% descuento IATI
 

 

¿Dónde comer?

Bueno, en este apartado sí que existen opciones de todo tipo, desde los restaurantes situados en la misma playa, con un menú más occidental, platos, cubiertos, y hasta camareros, hasta los puestecitos en mitad de la calle, donde comen la mayoría de los locales. Pollo, cerdo, chorizo y hasta intestinos a la barbacoa, todo un manjar para los más carnívoros.

Nuestro local estrella fue un puesto de hamburguesas, cuya procedencia de la carne era un poco dudosa, pero que estaban buenísimas. Además, el precio incitaba a comerte  una tras otra sin parar. 64PHP por dos hamburguesas.

Pero también hay opciones vegetarianas como el bar/hotel/restaurante que estaba justo al lado de nuestro hotel. El Villa Sandra es un local donde el reggae suena a todas horas, con música en directo por las noches, y con un menú vegetariano bastante amplio. Un buen lugar donde relajarse, disfrutar y conocer gente.

 

Alojamiento en Malapascua

En los preparativos previos para nuestro viaje por Filipinas ya nos dimos cuenta de que el alojamiento es un poco más elevado que en la mayoría de lugares del sudeste asiático, y una vez allí pudimos corroborarlo. Sobre todo contando con un presupuesto mochilero como en nuestro caso.

Esto no significa que no existan hoteles o guesthouse a un precio razonable y de una calidad decente dentro de lo que se puede encontrar en el país. A decir verdad, las infraestructuras hoteleras en algunas islas de Filipinas aun no están demasiado desarrolladas, pero…es lo bonito de viajar a estos lugares, ¿no crees?

Nuestro hotel en Malapascua fue en el Romantic Place Guesthouse, en pleno corazón de la isla y el lugar perfecto para convivir con la gente local. Es un hotel sencillo con pequeños bungalows, medianamente limpio y con una piscina donde darte un chapuzón al final del día.

El precio fue de 800PHP por noche en un bungalow doble, con baño privado y ventilador.

 

Malapascua

 


Malapascua, nuestra primera toma de contacto con Filipinas no nos defraudó, pero todavía nos quedaba un largo viaje para seguir descubriendo este gran archipiélago, el cual nos regalaría un montón de buenos momentos.

¿Cual es tu isla favorita del mundo? ¿A que isla del mundo te gustaría ir? nos hace mucha ilusión leer vuestros comentarios en la cajita de aquí abajo o en nuestro página de Facebook.

 

 

 

Deja tu comentario