Loading

Nueva Delhi en 2 días. La puerta de la India


Nueva Delhi, la capital de la India, y puerta de entrada al país para muchos viajeros que comienzan su aventura por este subcontinente. Quizás es la forma más radical de conocer por primera vez el país, un choque cultural completamente diferente, una realidad donde la superpoblación y la extrema pobreza hacen mella incluso en el viajero más experimentado. El ruido ensordecedor de los coches, los claxon sonando continuamente, si algo se echa de menos en Nueva Delhi, es el silencio.

Sin embargo, y aunque a veces no es sencillo mirar hacia otra parte y ver más allá de la pobreza, los estafadores, del tráfico, y de gente por todos lados, Nueva Delhi ofrece momentos únicos cargados de historia, una bellísima arquitectura musulmán y colonial,  y algo que personalmente nos encanta, su gastronomía.

 

Datos prácticos:

Superficie: 1483 Km²

Población: El área metropolitana cuenta con más de 25 millones de habitantes, Delhi se ha convertido en la quinta ciudad más poblada del planeta. Además, en determinadas épocas del año, el tráfico, la quema de basura para calentarse en invierno y de los terrenos agrícolas de los alrededores de la ciudad, la convierten en una ciudad extremadamente contaminada en la que cuesta respirar.

Idiomas oficiales: Hindú. Aunque el inglés no es idioma oficial, muchos de sus habitantes lo hablan, gracias en parte a su pasado británico.

Huso horario: UTC +5:30. 3:30 horas (horario de verano) y 4:30 horas (horario de invierno)

Moneda: Rupia (Rs.).  1€ cuesta aproximadamente 69 Rs.

Mejor época para viajar: El clima de India está dividido en tres estaciones, la cálida, la fría y la monzónica. La temporada fría, es por tanto la mejor para visitar Nueva Delhi, y va desde noviembre hasta febrero. Es conveniente evitar el mes de junio por su excesivo calor, pudiendo alcanzar temperaturas de hasta 45º.

Tipo de enchufe: El voltaje común es de 230 V y los tipos de clavijas para los enchufes son de tipo C, D y M.

 


Cuando llegamos al aeropuerto de Nueva Delhi ya era de noche, y en la puerta, con el típico cartel con nuestros apellidos, nos esperaba el transporte que nos acercaría hasta nuestro hotel. A esas horas, llegando a un país que no conocíamos, y con más motivo a India, no queríamos intentar llegar al centro por nuestra cuenta.

Enseguida comprobamos el enorme caos del que todo el mundo nos había hablado. 5 coches pasando a la vez por autovías de 3 carriles, claxon sonando como si no hubiera un mañana, que significa algo así como apártate que paso yo…esto pone a prueba la paciencia de cualquier conductor. Una hora y media después, llegamos por fin al TG Tashkent Hotel, situado a escasos 10 minutos de la estación de tren de New Delhi. Era hora de descansar y coger fuerzas para salir al día siguiente a conocerla con mucha energía.

Teníamos dos días para conocer la ciudad, así que desde el primer momento intentamos exprimir al máximo nuestra estancia. Adentrándonos en el corazón de Delhi, recorriendo la ciudad a pie o en rickshaw, y buscando los principales puntos de interés. ¿Qué cuáles son?, pues no dejes de leer porque aquí te los mostramos.

 

Templo Laxminarayan (Birla Mandir)

Nuestra primera parada fue el Templo Laxmanarayan, donde antes de llegar no pudimos evitar ser asaltados por unos niños que habían decidido adelantar la celebración del Festival del Holi, a pesar de quedar aún dos días, y al grito de Happy Holi nos llenaron la cara de polvos rosas. Una bonita bienvenida.

Pero volviendo al templo, éste fue construido entre 1933 y 1939 e inaugurado por Mahatma Gandhi, quien puso la condición de que no fuese solo un templo para los hindúes, y que se abrieran las puertas para gente de cualquier casta. Su construcción está en gran medida dedicada a Laxmanarayan, el cual se refiere a Vishnu, también conocido como Narayan, y a la diosa Hindú Laksmi, y cuyas estatuas se encuentran en el interior del templo principal.

 

Nueva Delhi

 

Fue el primer gran templo Hindú construido en Delhi, y cuenta con una enorme extensión de terreno con santuarios, fuentes y jardines.

La manera más fácil de llegar hasta él es en rickshaw o en taxi. Pero si eres de los que te gusta patear la ciudad de arriba abajo, se encuentra a escasos dos kilómetros al oeste de Connaught Place.

La entrada al templo es gratuita, y el horario de visitas es de 6:00 a 21:00 h. En la entrada, un guardia te pedirá que te quites el calzado y lo dejes junto a tu cámara de fotos (está prohibido sacar fotos) en una taquilla, dentro de una sala para turistas.

 

Gurudwara Bangla Sahib

Siguiendo la calle frente a Laxminarayan y rodeando la rotonda donde se sitúa una de las oficinas de correos, sobresale la dorada cúpula del templo Gurudwara Bangla Sahib, el principal templo Sikh (Sij en español) de Nueva Delhi.

La religión Sikh nace durante los siglos XVI y XVII, como alternativa al conflicto entre las doctrinas del hinduismo y el islam. Esta se basa en la creencia de un único Dios, y en la enseñanza de los diez gurús de sijismo, recogidas en el Gurú Grant Sajib, el libro sagrado de los sijes. Con más de 23 millones de seguidores, es la novena religión en número de creyentes.

 

Nueva Delhi

 

Gurudwara fue construido en 1783 por el Rajá Jai Singh como un pequeño santuario, convirtiéndose más tarde en el mejor lugar turístico y de peregrinación de Nueva Delhi.  El templo está construido en su totalidad de mármol blanco, incluidos los suelos, el cual le da un aspecto imponente a todo el edificio. Dentro del complejo destacan la galería de arte y el estanque junto al templo.

Pocos años después de su construcción, el templo sería habitado por el gurú Har Krishan, quien combatió una fuerte epidemia de cólera que asoló Delhi, proporcionando a los habitantes agua de su pozo. Por este motivo, se considera que el agua de este pozo tiene propiedades curativas, donde cada año, cientos de miles de peregrinos acuden para purificarse.

Para entrar al templo necesitarás descalzarte y taparte la cabeza. Pero no te preocupes, hay una zona de taquillas para dejar el calzado y en la misma entrada te prestan un pañuelo, así que no tendrás ningún problema.

 

Mughal Garden

¿Qué tal un descanso en este enorme jardín?. Los jardines de Mughal, de estilo persa, fue construido por los mogoles inspirados en los jardines mogoles de Jammu y Cachemira, y los jardines alrededor del Taj Mahal.

Estos vastos terrenos, propiedad del presidente, se utilizan para el ocio y recreación de los visitantes, con jardines y terrenos abiertos al público formado por tres grandes áreas, el jardín rectangular, el jardín largo y el jardín circular.

Sin duda, un bonito lugar para pasear y descansar un rato a pesar de la gran cantidad de visitantes que acuden diariamente.

 

¿QUIERES UN DESCUENTO EN TU PRÓXIMO SEGURO DE VIAJE?

5% descuento IATI

 

Memorial Indira Gandhi

Esta casa, actualmente museo, fue la residencia oficial de la que fue primera mujer en ejercer como Primera Ministra de la India. Su cargo se dividió en dos etapas, de 1966 a 1977, y de nuevo de 1980 a 1984. En el interior, podrás ver exposiciones, artículos personales, artículos de noticias, y las habitaciones principales de la casa.

Indira Gandhi, fue un controvertido personaje político que durante su mandato, en una época turbulenta en el país, condujo a la India hacia la industrialización y apoyó la independencia de Bangladés, por aquel entonces Pakistán Oriental, acciones que combinó con decisiones difíciles e impopulares.

 

Nueva Delhi

 

Una de ellas fue la autorización de la operación estrella azul, la invasión militar del templo de oro de Amritsar , donde cientos de civiles inocentes fueron asesinados en el lugar más sagrado para la minoría Sikh en la India.

Este fue probablemente el motivo por el que la mañana del 31 de octubre de 1984, un guardaespaldas sikh la asesino mientras caminaba por el jardín de su casa hacía una entrevista con los medios. Hoy, esos últimos pasos han sido cubiertos por una plataforma de vidrio.

La entrada a este museo es gratuita y su horario es de 9:30 a 16:45 h.

 

Puerta de la India

Mientras te acercas a la puerta de la India, seguramente te venga a la cabeza la imagen del arco del triunfo, pero aunque la apariencia sea similar, el significado es completamente opuesto.

Mientras el Arco del Triunfo conmemora una victoria, la Puerta de la India es un recuerdo a los soldados indios que perdieron la vida durante de Primera Guerra Mundial y las Guerras Afganas de 1919. Su construcción, de estilo colonial, finalizó en 1931 y en las paredes del propio monumento están inscritos los nombres de aquellos soldados.

 

Nueva Delhi

 

Bajo el monumento se encuentra la llamada Amar Jawan Jyoti, o llama del guerrero inmortal, en memoria del “Soldado desconocido”, dedicada también a honrar la memoria de los soldados que murieron en otro conflicto, entre India y Pakistán en 1971.

Los alrededores de la puerta, ubicada en una zona de jardines, es un lugar perfecto para descansar y esperar a que caiga la tarde en Nueva Delhi, acompañado de multitud de vendedores, y familias locales quienes seguramente no aguanten la tentación de pedirte una foto con ellos.

 

Chor Bazaar (Kabadi Market)

En nuestro segundo día, de camino hacia la mezquita de Jama Masjid, nos encontramos de repente en mitad de un mercado enorme donde no cabía ni un alfiler, el Chor Bazaar, situado entre el Fuerte Rojo y la mezquita.

Había puestos de casi cualquier cosa, y por lo que parecía, prácticamente todo de segunda mano. Desde calzado, a relojes, libros, móviles, palomas, máquinas de escribir…lo que viene siendo un rastro/rastrillo/baratillo, o como quieras llamarlo.

Por lo que pudimos comprobar, éramos casi los únicos extranjeros que deambulaban por aquel lugar, y sí, nos sentíamos observados. Pero la verdad es que aunque no compramos nada, nos hubiéramos quedado allí toda la mañana.

 

Nueva Delhi

 

Mezquita Jama Masjid

¡Bienvenido a la mezquita más grande de la India!. Jama Masjid.

Atravesando el mercado, nos dimos de bruces con la entrada este (Nº2) de la mezquita. Una de las puertas principales que desde la parte baja de la escalera aún parecía más imponente.

Tras subir las pocas escaleras que nos separaban del patio principal, nos abordaron rápidamente para pagar la entrada, prestarnos una tela para cubrirnos las piernas y recordarnos que debíamos descalzarnos para acceder al complejo.

 

Nueva Delhi

 

Una vez dentro, la majestuosidad de la fachada principal, junto con sus minaretes de 40 metros  y sus tres cúpulas de mármol negro y blanco nos dejó sin aliento. El inmenso patio, con capacidad para 25.000 personas, estaba lleno de fieles y visitantes que acudían a rezar o a conocer este maravilloso edificio, cuyo interior guarda varias reliquias de Mahoma, como una sandalia, un pelo y una huella de su pisada.

La construcción de Jama Masjid, mezcla de estilo mogol e hindú, finalizó en el año 1658 tras 14 años de trabajo, por orden del emperador mogol Shah Jahan. Se trata del principal lugar de culto para los musulmanes de Nueva Delhi, cuya sala de oración, situada en el lado oeste, atrae cada día a miles de fieles.

 

Nueva Delhi

 

Desde la parte alta del edificio se tiene una vista privilegiada del patio y de algunas de las avenidas de la ciudad, completamente atascadas por el tráfico. Para acceder a esta parte cobran 100 Rs. más, que supuestamente son para acceder a la torre, pero OJO!, cuando quieres entrar por la puerta que asciende hacia la parte alta del minarete, te piden otras 100 Rs. ¿A qué se refieren entonces con “torre”?, ¿Acaso es un pequeño timo al puro estilo indio?. Bah, no lo creo.

El horario de visita para la mezquita es de 7:00 a 12:00 h. y de 13:30 a 18:30 h.

 

Fuerte Rojo de Nueva Delhi

Para el final, dejamos la visita al fuerte rojo (Lal Quila), donde pudimos esquivar la larguísima cola para comprar nuestra entrada en la taquilla para extranjeros, algo bueno tenía que tener ser foráneo en la India.

El nombre del fuerte debe su nombre al material de construcción, la arenisca roja. Shah Janan, el Emperador Mughal cambió su capital de Agra a Delhi en año 1638 y estableció Shahjahanabad, la séptima ciudad de Delhi.

 

Nueva Delhi

 

Comenzó la construcción de la ciudadela el 12 de mayo de 1639 y finalmente, tras 9 años y 3 meses, se completó bajo la supervisión de los maestros constructores Hamind y Ahmed. Originalmente fue conocido como “Quila-i-Mubarak”.

La muralla, se encuentra completamente rodeada por un foso, originariamente conectado al río Yamuna. Sus dos principales accesos se encontraban al oeste, puerta de Lahori, y al sur, conocida como la puerta de Delhi o “puerta de Hathi”.

El acceso al Fuerte Rojo se realiza de martes a domingo desde el amanecer hasta el anochecer y el precio de la entrada son 500 Rs. por persona.

 

Nueva Delhi

 


Nueva Delhi, como cualquier otra ciudad, requiere tiempo para conocerla profundamente y descubrir cada rincón. Pero sinceramente, en nuestro caso, con 2 días fue suficiente, sentíamos que teníamos que salir de ese caos cuanto antes. Nuestro siguiente destino, Jaipur, no era a priori tan caótico, pero allí coincidimos con el Festival del Holi, así que la multitud estaba asegurada. Al menos, podríamos disfrutar en directo de uno de los festivales más famosos del mundo, y no nos defraudó.

¿Cómo fue tu experiencia en Nueva Delhi?. ¿Cuantos días dedicarías a visitarla?. Anímate a dejar tu comentario un poco más abajo o en nuestra página de Facebook.

Deja tu comentario