Loading

Escapada a Pontevedra: 9 lugares imprescindibles


Por todos es sabido que Galicia cuenta con una gran cantidad de lugares increíbles, una importante gastronomía y un clima…un poco peculiar y con cierta fama de inestable. Aunque como bien decimos en el norte, para tener estos bonitos paisajes verdes y frondosos hay que soportar la lluvia que tanto nos caracteriza.

Pero en la costa atlántica hay una provincia gallega que disfruta de un clima privilegiado, diferente al resto. Hablamos de Pontevedra.

Gracias a la acción moderadora que ejerce el mar, cuenta con un clima más estable, con menos precipitaciones a lo largo del año y una temperatura con pocos cambios. Esto la convierte en un destino cada vez más demandado por los turistas españoles pero también por un gran número de turistas extranjeros, lo que en ocasiones se traduce en playas masificadas, tráfico, y restaurantes completos, sobre todo en el mes de agosto.

Esta probablemente sea la única nota negativa de esta provincia, que no le resta ni un ápice de encanto y diversión, que sumado a la gran cantidad de lugares maravillosos lo convierten en un destino perfecto. Playas, montaña, atardeceres únicos hacen las delicias de los visitantes.

Tras nuestra escapada de una semana por tierras gallegas queremos dejarte un listado de los lugares que más nos han llamado la atención de Pontevedra que no puedes perderte en tu próxima visita.

 

Tui (Monte Aloia)

Cerca de la frontera con Portugal se encuentra el pueblo de Tui, de alrededor de 15.000 habitantes donde destaca su bonita catedral de Santa María de Tui o el paseo de Troncoso.

Aunque para los amantes de la naturaleza y el senderismo, el monte Aloia es el lugar perfecto para pasar una mañana tranquila. Se trata de un parque nacional de 746 hectáreas con restos de cultura castreña, poblados anteriores a la romanización y molinos de agua. Además, está muy bien señalizado y  no requiere demasiado esfuerzo llegar hasta la cima para apreciar las vistas desde lo alto de la montaña.

 

Pontevedra

 

Escondidos alrededor del parque se pueden encontrar pergaminos con mensajes y pruebas que a modo de gimkana ha realizado el centro de interpretación del parque nacional. Nosotros solo pudimos encontrar uno y de casualidad, porque no sabíamos de su existencia, pero por lo que comprobamos durante nuestra ascensión se trata de una actividad bastante conocida ya que vimos varios grupos en busca del “tesoro”.

 

La Guardia (Santa Tecla)

A 25 kilómetros de Tui se encuentra el pueblo pesquero de La Guardia, o A Guarda en gallego, separado de Portugal por la frontera natural del Miño. Este pintoresco pueblo, cuenta con un precioso puerto y dos de las playas más originales que hemos conocido: O Muiño y A Lamiña, a continuación la una de la otra, las cuales, destacan por su dualidad de agua. Esto significa que cuando la marea está alta, el agua es salada, mientras que al bajar la marea, el agua es dulce.

 

Pontevedra

 

Durante la ascensión hacia el monte Santa Tecla (Santa Trega), fácilmente accesible en coche, sentirás como si fueses retrocediendo en el tiempo descubriendo yacimientos de antiguas culturas que se fueron asentando en las faldas de la montaña. Diferentes asentamientos castreños se reparten a lo largo del recorrido donde aún se conservan viviendas, calzadas o aljibes. Desde los miradores repartidos a lo largo de la subida se puede disfrutar de unas increíbles vistas de la desembocadura del rio Miño, del Atlántico  y de los montes de Portugal y Galicia.

 

Baiona (El faro Silleiro)

Baiona es una de las ciudades más visitadas por los turistas dentro de la provincia de Pontevedra. La típica ciudad de veraneo, con playa, una gran cantidad de restaurantes y tiendas un poco más caras que el resto de la provincia, y para nuestro gusto, un poco masificada, sobre todo en el mes de agosto.

Esto no significa que no merezca la pena una visita a esta ciudad situada a 43 kilómetros al suroeste de Vigo, ya que además de lugares como el Castillo de Monterreal, actualmente Parador Nacional, el casco antiguo, o sus bonitas playas, cuenta con una gran importancia histórica, ya que aquí fue donde el codescubridor de América y capitán de La Pinta, Martín Alonso Pinzón, arribó tras el descubrimiento del Nuevo Mundo.

 

Pontevedra

 

Pero uno de los lugares desde donde disfrutar de la tranquilidad y observar uno de los atardeceres más bonitos de la costa gallega se encuentra a las afueras de la ciudad. Se trata del faro Silleiro, situado a escasos 5 kilómetros de Baiona, un edificio construido en el año 1866 y reinaugurado en 1924 en una montaña a 85 metros sobre el nivel del mar, desde donde podrás disfrutar de unas vistas y una puesta de sol privilegiadas.

 

Playa de Portomaior en Bueu

El pueblo de Bueu está ubicado al norte de la península del Morrazo, cerca de las localidades, también interesantes, de Cangas y Moaña, esta última, nuestra base de operaciones durante 3 de los 6 días que estuvimos en Pontevedra.

Merece la pena una visita por la villa aunque su principal atractivo son los arenales que la rodean, donde destaca Portomaior, playa que ostenta la Bandera Azul que otorga anualmente la Fundación Europea de Educación Ambiental a playas que cumplen una serie de condiciones ambientales e instalaciones. Se trata de una tranquila playa familiar, perfecta para descansar y darse un refrescante baño, porque eso sí, el agua es solamente apta para valientes.

 

Pontevedra

 

Junto a la playa hay varios restaurantes que recomendamos reservar si tienes intención de pasar el día en la playa y comer allí, ya que en los meses de verano suelen llenarse.

Para acabar con otra bonita puesta de sol, acercarse a Cabo Udra es una buena opción, situado a 10 kilómetros de la localidad de Bueu.

 

Combarro

Situado a unos 7 kilómetros de Pontevedra se encuentra la localidad marinera de Combarro, un bonito pueblo cuyo conjunto histórico fue declarado bien de interés cultural. Y no es para menos porque su casco antiguo te invita a perderte por sus estrechas calles con una gran cantidad de tiendas de productos típicos, tanto gastronómicos como de souvenirs. Además, recorriendo sus callejuelas encontrarás cantidad de hórreos entre los que destaca el segundo  más grande de Galicia.

 

Pontevedra

 

El puerto de Combarro merece la pena apreciarlo a cualquier hora del día, con marea alta o baja, con sus casas típicas literalmente sobre el mar. En el muelle, punto neurálgico de la villa, se desarrollaban tareas de descarga y de intercambio de productos alimenticios, donde a diario las mujeres, acudían para comprar o canjear pescado por productos agrícolas.

 

Cambados

Al igual que Combarro, el conjunto histórico de Cambados fue declarado bien de interés cultural en el año 2001. Y es que esta localidad marinera de casi 14.000 habitantes cuenta con un encanto especial gracias en parte a la mezcla cultural que a lo largo de los años ha pasado por la región. Fenicios, romanos, godos o árabes han dejado huella.

Un paseo por sus calles, nos lleva en primer lugar hasta la plaza Fefiñáns y el Palacio de Figueroa. Aunque se incluye en el conjunto de los pazos barrocos gallegos, posee una clara influencia de la arquitectura renacentista italiana. Es considerada una de los conjuntos arquitectónicos más admirados de Galicia.

 

Pontevedra

 

Al otro lado de Cambados, en la villa marinera de San Torné do Mar, se encuentran los restos de la Torre de San Sadorniño, en el islote conocido como Isla de la Higuera. Esta construcción de la Alta Edad Media, fue concebida como faro y torre de vigía contra las incursiones de naves foráneas que intentaban asaltar Santiago de Compostela remontando el río Ulla. Se conservó en buen estado hasta el S.XVIII, cuando se abandonó y comenzó a desmoronarse.

Y como no, no podía faltar el paseo hacia la montaña, donde están situadas, en las proximidades del monte de A Pastora, las Ruinas de Santa Mariña Dozo, restos de una antigua iglesia construida en el S.XII. De estilo gótico marinero, está formada por una nave principal dividida por cuatro arcos transversales. Hoy en día, alberga también un curioso cementerio bajo los restos de la iglesia.

 

Pontevedra

 

Cabo Home

Si hay un lugar especial en Pontevedra, ese es el Cabo Home, el punto peninsular más cercano a las Cíes, rodeado de acantilados y con unas vistas de las islas que no deja indiferente a nadie, así que no te pierdas un atardecer desde aquí.

Existe una ruta de senderismo que recorre los tres faros que se encuentran en la zona, el faro de Home, el de Robaleira y el de Punta Subrido, y pasando por la espectacular playa de Melide, de arena fina, salvaje y lo mejor de todo, aislada de la masificación.

A pocos kilómetros del Cabo de Home se puede disfrutar de 3 arenales unidos entre sí: la playa de Barra, de Viñó y de Nerga.

 

Pontevedra

 

Playa de la Lanzada

También galardonada con la Bandera Azul en múltiples ocasiones, la Playa de A Lanzada se sitúa entre los municipios de O Grove y Sanjenjo. Se trata de una playa de 2,5 kilómetros de longitud y una de las más famosas de Galicia, bastante concurrida en la época estival.

Un buen lugar para los amantes de las actividades de agua como el surf o el windsurf, gracias a su gran oleaje.

 

Pontevedra

Islas Cíes

Las islas Cíes, barrera natural entre el Océano Atlántico y la Ría de Vigo, está formado por 3 islas principales, Monteagudo (Norte), O Faro y San Martiño (Sur). Las dos primeras están unidas por una barrera de arena, la famosa Playa de Rodas, declarada por el diario británico The Guardian como la mejor playa del mundo en el año 2007.

Además de esta, existen otras 7 playas alrededor de las islas, la playa Dos Bolos, situada al final de la playa de Rodas, la de Nosa Señora, Margaridas, Cantareira, Muxieiro, Areñina y la nudista Figueiras.

 

Pontevedra

Pontevedra

 

Las Cíes son un auténtico paraíso natural, perfecto también para los amantes de la naturaleza y el senderismo. Si llegas con ganas de caminar y recorrer las islas para conocerlas a fondo, te recomendamos cualquiera de las 4 rutas que ofrece el Parque Nacional de las Islas Atlánticas al que pertenecen las Cíes y la bonita isla de Ons. Ruta del Faro de Cíes (7,4 km ida y vuelta), Ruta del Faro de Porta (5,2 km), Ruta de Faro Do Peito (5,6 km) y la Ruta de Alto Do Príncipe (3 km). Esta última fue nuestra opción, un sencillo paseo desde la Playa de Rodas que finalizaba en un alto de piedra donde se veía a lo lejos el faro de Cíes y la inmensidad del Atlántico.

Para llegar hasta las Islas Cíes, existen varias navieras que operan cada día desde varios puntos de la provincia. Nosotros elegimos la naviera Nabia, la cual realiza salidas diariamente desde Vigo, Cangas y Baiona a partir de las 9:10h. dirección Cíes y regresando a partir de las 20:15h. Los fines de semana de Mayo, el mes de Junio y la segunda quincena de Septiembre, los horarios varían, así que te dejamos el enlace a la web de la naviera para que consultes sus horarios en la fecha con posibilidad de realizar la reserva online.

www.piratasdenabia.com

 


Por supuesto, existen aún más sitios increíbles repartidos por toda la provincia, pero como siempre hay que dejar algo pendiente para volver, dejamos que nos dejes tu experiencia por Pontevedra y nos comentes cual fue tu lugar favorito y que nos recomiendas para nuestra próxima escapada.

Deja tu comentario