Loading

Singapur: Que ver y hacer en 2 días


Singapur es un destino cada vez más recurrente para entrar en el sudeste asiático ya que desde España existen vuelos baratos a esta ciudad estado, que sirven de punto de salida para otro destino cercano, ya que te permite visitarlo en 2 o 3 días para después continuar con tu viaje. Es un país bastante más caro que el resto del sudeste asiático, así que esos pocos días es suficiente para no dejarte el presupuesto con el que cuentas.

Esta República de apenas 50 años de vida, destaca por su modernidad y limpieza, y aunque sigue creciendo gracias a que poco a poco le va ganando terreno al mar, es el país más pequeño del sudeste asiático.

Por esto mismo, si solamente cuentas con 2 días para conocerlo, te voy a proponer un plan para conocer las partes más emblemáticas de esta ciudad. Por supuesto, es solo una idea, tu puedes organizarlo a tu gusto y como mejor te venga. Allá vamos!.

 

Para el primer día, te propongo conocer los barrios de Chinatown y Little India. El primero de ellos, no tiene mucho que ver con el Chinatown de otras ciudades, ya que el caos y el desorden que normalmente vemos nada tiene que ver con lo que encontrarás en Singapur. Quizás este orden y limpieza le reste encanto, pero desde luego no es un lugar que pase desapercibido, ya que además de sus puestos y tiendas cuenta con varios templos que vale la pena visitar.

 

Chinatown

 

En primer lugar, te sorprenderá un pedazo de India en medio de Chinatown llamado Sri Mariamman, posiblemente el templo hindú más visitado y el más antiguo de Singapur. Su entrada principal con su imponente torre no deja indiferente a nadie, y puedes pasarte varios minutos contemplando sus figuras repletas de detalles. Una vez dentro, las oraciones de los presentes se escuchan por cada rincón y quizás tengas la suerte de presenciar alguno de sus ritos.

 

Sri-Mariamman-Torre

Sri-Mariamman

Sri-Mariamman-Musico

Sri-Mariamman-interior

Sri-Mariamman-Diosa

 

Cerca de este templo, no puedes dejar de visitar el Buddha Tooth Relic Temple, un impresionante templo budista construido entre 2005 y 2007 para albergar la reliquia del diente de Buda. Esta reliquia descansa en la cuarta planta de este edificio, donde también puedes relajarte en su azotea contemplando su jardín de orquídeas. La parte baja del templo guarda varias estatuas de gran tamaño de buda bañadas en oro y varias figuras más pequeñas.

 

Tooth Relic Temple Entrada

Tooth-Relic-Temple-Singapur

Tooth-Relic-Temple

 

En ambos templos es obligatorio descalzarse y están prohibidas las camisetas de tirantes enseñando los hombros, y los pantalones por encima de las rodillas. Pero no te preocupes, en la misma entrada te dejan un atuendo para vestir correctamente. 😉

Siguiendo con tu visita, descubrirás Little India, donde el olor de las especias y el jaleo de la gente en la calle, hace que te teletransportes en cuestión de minutos de China, al corazón de la India. Llama la atención el cambio de culturas solamente tres paradas de metro más allá.

Tanto sus coloridas casas y vestimenta de sus habitantes, como la música de Bollywood a todo volumen sonando en cualquier tienda no pasa desapercibida y te hará sentir como en la mismísima Bombay. Cuenta con un gran número de restaurantes y centros comerciales donde podrás encontrar algún regalo para llevarte de vuelta a casa.

 

Little-India

 

Pero si hay algo que no puedes perderte en este barrio es el templo de Sri Veeramakaliamman, construido en 1881, donde podrás asistir a muchos de sus ritos que celebran a lo largo del día. Está dedicado a la diosa hindú Kali, esposa del dios Shiva, la cual se presenta como la destructora de la divinidad, de la maldad y de los demonios, y quizás por ello es representada con un collar de calaveras.

 

Sri-Veeramakaliamman

Sri-Veeramakaliamman-Hombre

Sri-Veeramakaliamman-Figura

Sri-Veeramakaliamman-interior

 

Al atardecer, te propongo un paseo a orillas del río Singapur para llegar a Clarke Quay, una de las zonas con más movimiento de toda la ciudad donde encontrarás infinidad de tiendas, restaurantes y locales para tomar una copa.

Además para los más atrevidos cuenta con una de las atracciones más impresionantes que hemos visto, el G-max, un tirachinas gigante que te lanza a más de 200 km/h. Sin duda la mejor forma para soltar adrenalina.

 

Clarke-Quay-Muelle

Clarke-Quay-Fuente

 

Por la noche, las luces de Clarke Quay lo transforman en un espectáculo para la vista, y junto con el ambiente que se crea hace que pasear por sus calles o cenar en cualquiera de sus restaurantes se convierte en toda una experiencia.

Hay mucha variedad de restaurantes, con precios propios de la zona en la que te encuentras, pero bien merecen una cena junto al río como en nuestro caso. Nosotros elegimos el Hutong Norhern, un restaurante de cocina china, con un agradable servicio y entorno donde por 67SGD probamos unos ricos noodles con marisco y un plato de pollo asado buenísimo acompañado de unas cervecitas.

Para acabar el día como se merece, date un paseo bordeando el río para quedarte boquiabierto cuando aparezca la impresionante Marina Bay iluminada. O por lo menos esa fue mi reacción cuando lo ví por primera vez en directo después de ver mil fotos y otros tantos videos del hotel, la explanada o el flyer.

Si tienes suerte, quizás puedas sacarte una foto junto al Merlion, el símbolo de Singapur, una figura mitad león y mitad pez que descansa frente al mar y donde se agolpan los turistas para sacarse la típica foto bajo el chorro que lanza la estatua.

 

Marina-Bay

Marina-Bay-Sands

Merlion-Singapur

 

Como llegar a todos estos sitios:

Tanto a Chinatown como a Little India puedes llegar en MRT siguiendo la línea morada (North East Line) en las estaciones con sus mismos nombres, y en mitad de trayecto entre ambas está también la parada Clarke Quay, así que no tendrás ningún problema para encontrarlo.

Para llegar hasta Marina Bay, solamente tienes que coger la línea azul (Downtown Line) o la amarilla (Circle Line) y bajarte en la parada Bayfront.

 

Prepárate porque el segundo día puede ser aún más espectacular. ¿Qué te parece visitar un parque de atracciones o unas playas en la isla de Sentosa?. Al sur de Singapur se encuentra una antigua fortaleza defensiva británica, que hoy en día es un destino de ocio para turistas y familias locales.

Cuenta con varias atracciones, empezando por el primer parque temático de la compañía Universal Studios en el sudeste asiático. Universal Studios Singapore.

Otra de las opciones son las tres playas de la isla, completamente artificiales, lo que quizás le resta un poco de encanto, pero donde puedes disfrutar del sol y de las actividades que puedes realizar junto a ellas. La playa de Siloso es probablemente la más adecuada para ello, ya que cuenta con tirolinas desde la montaña, segway, un túnel de viento o un simulador de olas para hacer surf. Y un poco más alejado encontrarás también un museo histórico militar (Fort Siloso) y un acuario tropical (Underwater World Singapore) que ofrece la posibilidad de nadar con delfines.

 

Sentosa-Express-Paradas

Siloso-Beach-Sentosa

Siloso-Sentosa

 

Las otras dos playas, Tanjong y Palawan son mucho más tranquilas si lo que buscas es tirarte al sol cual lagartija. Puedes moverte entre las tres con un microbús que recorre la isla.

Si vais a estar 3 días en Singapur, quizás merezca la pena visitar las playas un día y el parque de atracciones otro, ya que éste te lleva un día entero. Pero si solamente dispones de dos días, sacrificaría el parque para poder seguir conociendo la ciudad. Pero eso es decisión tuya.

Después de pasar la mañana en Sentosa, volvemos a Marina Bay para disfrutar de su entorno. Detrás del hotel Marina Bay Sands encontrarás uno de los pulmones de Singapur, Gardens by the Bay, un jardín de 101 hectareas donde se pueden destacar varios puntos.

Por un lado está la zona gratuita, la mayor parte de parque donde puedes encontrar diferentes jardines temáticos, como el jardín chino, el malayo o el indio. Aunque la mayor atención la acaparan los enormes arboles de acero llamados Supertree, unas estructuras de entre 25 y 50 metros cubiertas de helechos, orquídeas o enredaderas y que además cumplen una labor especial recogiendo el agua de la lluvia para el riego y acumulando energía a través de unas células voltaicas de las que se nutren para su iluminación al caer la noche.

 

Supertree-Grove-Singapur

Supertree-Grove

Supertree-Grove-Marina-Bay-Sands

 

Por otro lado encontrarás dos zonas de pago que dan acceso a dos enormes invernaderos, el Flower Dome (la cúpula de las flores) y el Cloud Forest (la selva nubosa). El primero de ellos recrea un ambiente de regiones tropicales semiáridas y mediterráneas mientras que el segundo está ambientado en las frías condiciones húmedas de montaña del sudeste de Asia, centro América y sudamérica. La entrada a los dos invernaderos es de 28SGD y 15SGD para niños de 3 a 12 años.

Cuenta también con una pasarela entre algunos de los súper arboles desde donde tendrás una panorámica inigualable de todo el jardín. Su entrada es de 8SGD.

Tras la visita a los jardines, te propongo las mejores vistas de Singapur desde la planta 57 del hotel Marina Bay Sands. Accede al Skypark desde la Torre 3 del hotel, donde deberás comprar el ticket por 23SGD por persona que te permite subir al observatorio. La infinity pool está reservado únicamente para huéspedes del hotel.

 

Skyline-Singapur

 

El mejor momento para subir es al atardecer, y ver como poco a poco va iluminándose la ciudad con las luces de los rascacielos y del Garden by the Bay justo detrás del hotel. Unas vistas espectaculares que no te puedes perder de ninguna manera.

 

Garden-by-the-Bay

 

Y para acabar el día, puedes recuperar fuerza en uno de los hawkers más visitados, Gluttons Bay, en la explanada. Estos recintos, son espacios compuestos por varios puestos que venden comida y bebida con mesas y sillas alrededor. Encuentra una mesa libre y escoge tus puestos de comida favoritos de entre toda la variedad de comida que te ofrece. Un lugar con un ambiente genial donde encontrarás tantos turistas como gente local.

 

Gluttons Bay

 

Como llegar:

Para llegar a la isla de Sentosa deberás dirigirte a la parada de MRT de Harbourfront, siguiendo la línea morada. Desde allí tienes 3 opciones:

  • Sentosa Express: Para coger este tren debes dirigirte a la tercera planta del centro comercial VIVO city donde se localizan los mostradores de tickets. El precio de viaje es de 3SGD por trayecto.
  • Sentosa Bus: un intercambiador que conecta con Sentosa desde Harbourfront. El trayecto cuesta 3SGD.
  • Teleférico: Desde la torre 2 de Harbourfront accederás al teleférico, la opción más cara de las 3 (19SGD ida y vueta). Puedes bajarte en la parada  que realiza en el Monte Faber para disfrutar de las vistas y luego cogerlo de nuevo para llegar hasta la isla.

Para visitar tanto el Garden by the Bay, como el hotel, solamente tendrás que llegar a la parada de Bayfront en la línea amarilla o azul del MRT.

 

Como he dicho al comienzo, este itinerario es solamente una opción para dos días. Pero tú puedes combinarlo como quieras, y si cuentas con algún día más, podrás disfrutarlo de una forma más relajada. Si tienes alguna duda y necesitas algún tipo de ayuda o algún consejo, no dudes en preguntarnos, estaremos encantados de echarte una mano.

Deja tu comentario